La borrasca “Alex” azotará España con lluvia, viento, mala mar y hasta 13 grados menos

El mes se estrena con un cambio de tiempo brusco

Una borrasca, nombrada por Météo-France como ‘Alex’, dará la bienvenida a octubre en España porque desde la tarde de este jueves y a lo largo del viernes profundizará rápidamente entre el norte de Francia y las islas británicas para traer varios días de tiempo adverso en amplias zonas de la península y Baleares, con lluvia, nieve, viento intenso, mar adversa, heladas nocturnas y frío de día.

De esta forma, octubre se estrenará con “un cambio de tiempo brusco” en España después de unos últimos días de septiembre con ‘veranillo de San Miguel’, esto es, mucho sol y temperaturas casi veraniegas, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

“Desde el jueves y durante todo el fin de semana y primeros días de la semana que viene, la península y Baleares se verán bajo los efectos de una profunda borrasca que darán lugar a un intenso temporal de viento y oleaje, con lluvias fuertes acompañadas de tormenta y persistentes en muchas zonas, nieve en la alta montaña y un descenso generalizado de las temperaturas”, indicó.

Del Campo precisó que ‘Alex’ se formará este jueves en el Atlántico Norte y se irá moviendo hacia el entorno del Canal de la Mancha, donde llegará el viernes por la mañana. “Mientras se desplaza sufrirá una rápida intensificación conocida como ciclogénesis explosiva. Y es que se estima que la presión atmosférica en su centro descienda más de 12 hectopascales en 12 horas, que es el límite para hablar de este tipo de procesos”, agregó.

Uno de sus efectos más palpables será el acusado descenso térmico. La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que los termómetros reflejarán entre este miércoles (último día del ‘veranillo de San Miguel’) hasta el próximo sábado hasta 13 grados menos de día en Cuenca y Teruel; 12 en Albacete, Ávila, Ciudad Real y Soria; 11 en Burgos, Granada, Guadalajara, Huesca y Salamanca, y 10 en Badajoz, León, Madrid, Palencia, Pamplona, Toledo, Vitoria y Zaragoza.

Este sábado se esperan temperaturas más propias de mediados del otoño en algunos lugares del norte peninsular, como Soria (12 grados como mucho); Ávila, Burgos y Segovia (13), y Cuenca y León (14).

Jueves, más frío 

Los primeros efectos de ‘Alex’ se notarán este jueves, tras el paso de un primer sistema frontal que atravesará la península de noroeste a sureste, lo que dará lugar a la entrada de aire procedente del Atlántico Norte, más frío e inestable que los del ‘veranillo de San Miguel’.

“Lo más destacado del jueves será, sin duda, el descenso térmico, de hasta seis u ocho grados en los tercios norte y oeste peninsular. En cambio, en todo el litoral mediterráneo y el interior de la Comunidad Valenciana y de Murcia subirán las temperaturas porque los vientos del oeste llegan allí secos y recalentados”, comentó Del Campo.

Los termómetros podrían marcar hasta 34 grados en el interior de las regiones valenciana y murciana, en tanto que en Galicia y las provincias cantábricas habrá entre 17 o 19 grados como mucho.

Este jueves lloverá primero en Galicia y las comunidades cantábricas, y las precipitaciones se extenderán después a Pirineos y el noreste de Cataluña, donde podrían estar acompañadas de tormenta.

El cielo se irá nublando en el resto de la mitad norte y el centro peninsular, con posibles lluvias y chubascos en el Sistema Central y el Sistema Ibérico. También habrá vientos fuertes de componente oeste en el área cantábrica, donde podrían aparecer rachas muy fuertes de 80 a 90 km/h, al igual que en el área del mar de Alborán. Canarias tendrá vientos alisios localmente muy intensos y lluvias en el norte de las islas más montañosas.

Viernes, lluvias generalizadas

Por otro lado, este viernes será “una jornada complicada”, según Del Campo. Con el centro de ‘Alex’ sobre el Canal de la Mancha, la borrasca enviará un nuevo sistema frontal que dará lugar a precipitaciones generalizadas en la península y Baleares.

“A lo largo del día lloverá prácticamente en todas las regiones, salvo quizá en los litorales de Murcia y de Almería, y puede que tampoco lo haga o de manera muy débil, en todo caso, en la provincia de Huelva”, apostilló Del Campo.

Las lluvias se irán extendiendo del noroeste al sureste de la península y al final del día llegarán a Baleares. Serán persistentes (es decir, lloverá durante buena parte de la jornada) y podrían ser localmente fuertes en Galicia, las comunidades cantábricas, el noroeste de Castilla y León, el norte del Sistema Ibérico y el entorno de los Pirineos. También se esperan chubascos fuertes a últimas horas en puntos de Cataluña y de Baleares.

Las temperaturas continuarán bajando este viernes y esa caída se prolongará a medida que transcurran las horas, de manera que hará más frío al final de la jornada. El descenso será notable y generalizado, y podría ser de hasta 8 o 10 grados con respecto al jueves en la Meseta Norte y buena parte del interior de la mitad oriental peninsular. Habrá heladas (esto es, con los termómetros bajo cero) a últimas horas del día en zonas montañosas.

Las temperaturas se quedarán entre 14 y 18 grados en buena parte de la mitad norte peninsular, lo que supone entre tres y cinco menos de lo habitual para la época, e incluso entre cinco y 10 menos en el tercio norte.

“Con estas temperaturas tan bajas no es de extrañar que aparezca la nieve en zonas de montaña de la mitad norte al final del día, a cotas superiores tan sólo unos 1.200 o 1.400 metros”, comentó Del Campo.

Además, el viernes habrá vientos del noroeste que soplarán fuertes en la mayor parte de la península. Las rachas pueden ser muy fuertes y generalizadas. Y habrá temporal marítimo con olas de hasta seis metros en el Cantábrico y de hasta cuatro metros en el Mediterráneo.

Lluvias en el Norte durante el fin de semana

En cuanto al fin de semana, el sábado se esperan lluvias menos abundantes y afectarán sobre todo al extremo norte peninsular. También podría llover débil y aisladamente en zonas montañosas del norte y centro de la península.

Las precipitaciones serán persistentes y localmente fuertes en el Cantábrico oriental y los Pirineos. La cota de nieve comenzará entre 1.200 y 1.400 metros, y subirá hasta más de 1.600 metros al final del día. “Las temperaturas seguirán bajas. De hecho, el sábado bajarán un poco más en el área mediterránea”, apuntó Del Campo.

Respecto al domingo, un nuevo sistema frontal intensificará las precipitaciones en el tercio norte, de manera que podrían ser fuertes y persistentes en Galicia y el resto de las provincias cantábricas. Aparecerán más débilmente en otros puntos del centro y norte peninsular. Las temperaturas ascenderán, algo que se prolongará durante los siguientes días.

Durante el fin de semana soplarán vientos de componente oeste y noroeste, y serán fuertes en zonas litorales y de montaña.

Canarias tendrá régimen de vientos alisios con algunas rachas fuertes y lluvias en las islas más montañosas.

“Esta situación de inestabilidad, con lluvias, principalmente en el tercio norte, y vientos con rachas fuertes en muchas zonas, se mantendrá durante los primeros días de la próxima semana”, concluyó Del Campo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies