La concertada anuncia movilizaciones frente a las propuestas de PSOE y Podemos para la reforma educativa

En el curso 19/20 había detectados en Aragón un total de 106 alumnos con altas capacidades

Las organizaciones de la educación concertada manifestaron este miércoles su “hartazgo e indignación” ante la reforma educativa que impulsa la coalición de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, cuyo “último golpe” se ha plasmado en las enmiendas a la Lomloe, actualmente en tramite parlamentario. Dichas propuestas buscarían la “eliminación” de la enseñanza concertada, por lo que la concertada anuncia movilizaciones.

Así lo afirman en un comunicado conjunto las entidades de la red concertada Escuelas Católicas, Concapa, Cofapa, CECE, FSIE y Feuso en el que alertan que Podemos considera a la concertada una “anomalía”, lo que contradice las llamadas a la serenidad de la propia ministra de Educación. Las citadas entidades recuerdan que esa línea es la que está siguiendo el Ejecutivo, por ejemplo, con la intención de excluir de las ayudas de la Covid-19 a los alumnos y familias de la enseñanza concertada.

“Las 117 enmiendas conjuntas de PSOE y Unidas Podemos (más las 54 de éste último partido en solitario) confirman su voluntad de incrementar el número de plazas exclusivamente públicas en todos los niveles educativos, y especialmente en Educación Infantil (0-3 años); acabar con la complementariedad de redes (pública y concertada); suprimir la libertad de elección de las familias como criterio para mantener o reducir aulas; incrementar el control por la Administración del proceso de admisión de alumnos (centralización en una ‘caja única’); implantar la distribución forzosa del alumnado sin respetar la voluntad de las familias; reforzar el criterio de zonificación y eliminar progresivamente los centros de Educación Especial”, enumeran las entidades.

Asimismo, creen que las citadas enmiendas buscan “establecer actividades complementarias gratuitas y obligatorias con un posible contenido ideológico al margen del proyecto educativo del centro; suprimir el concierto de los centros de educación diferenciada; imponer valores no consensuados mediante una asignatura específica que parece una reedición de Educación para la Ciudadanía e introducir determinadas líneas transversales (perspectiva e ideología de género, memoria democrática, etc.)”.

Las organizaciones de la concertada también critican que la reforma educativa se olvida completamente del profesorado y de los trabajadores del sector”, pues “menoscaba la seguridad jurídica y laboral en el sector y tendrá graves consecuencias” sobre el mantenimiento y la calidad del empleo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies