Aragón refuerza la atención a víctimas de violencia machista gestionándolo con medios propios

La comparecencia ha estado muy marcada por la crisis del coronavirus, que ha condicionado en los últimos meses las políticas contra la violencia machista

El Gobierno de Aragón reforzará el punto de coordinación para mujeres víctimas de violencia machista y para sus hijos. Este refuerzo pasará a gestionarse con medios propios desde el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM). Así lo ha anunciado la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, en el Senado en la Comisión Especial de seguimiento y evaluación de las estrategias contra la Violencia de Género aprobadas en el marco del Pacto de Estado.

Pérez ha asegurado que se trata de “un servicio esencial para las víctimas y que maneja datos muy sensibles como las órdenes de protección”. Por ello, la Administración autonómica ha creado cinco nuevas plazas -un administrador superior, un trabajador social por provincia y un administrativo para Zaragoza-, de forma que el jueves, 1 de octubre, el trabajo se desarrollará con medios propios.

A este equipo se unirá una psicóloga del IAM -organismo que depende del Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales. Además, la previsión es que las plazas “aumenten aún más en un corto espacio de tiempo”.

La comparecencia ha estado muy marcada por la crisis del coronavirus, que ha condicionado en los últimos meses las políticas contra la violencia machista de las instituciones. En este sentido, la sospecha de que el confinamiento tendría una especial incidencia en las llamadas recibidas por el Instituto Aragonés de la Mujer se vio confirmada con el paso de las semanas.

Si en marzo se registró una disminución respecto a las comunicaciones recibidas en 2019, algo que se considera que se debió “a la inseguridad y al miedo” de las mujeres, las llamadas no dejaron de crecer desde entonces.

Así, en abril el IAM recibió 371 llamadas frente a las 219 en el mismo mes de 2019. “Con el agravante –ha anotado Mayte Pérez- de que 178 de esas llamadas se produjeron en situaciones de emergencia, por lo que necesitaban, de este modo, una respuesta inmediata”.

La cifra más alta de llamadas

Mientras, en mayo se alcanzó la cifra más alta de la serie histórica de este servicio, con 547 llamadas, un 60% más que en el mismo mes del año anterior, en el que quedaron registradas 341. De estas, 227 llamadas se calificaron de urgentes.

Entre las iniciativas para paliar las afecciones de la pandemia, Mayte Pérez ha destacado que el Instituto Aragonés de la Mujer ha reforzado los recursos habitacionales para mujeres y sus hijos e hijas con problemas, hasta llegar a doblar el número de plazas disponibles y ocupadas.

Entre los recursos habilitados ha habido uno de “carácter pionero a nivel estatal”, destinado a mujeres en situación de prostitución y otras situaciones de vulnerabilidad, como las trabajadoras del hogar internas o las víctimas de trata. “Se trataba en definitiva de prestar un apoyo fundamental a mujeres que se quedaron sin ingresos de la noche a la mañana, que estaban doblemente expuestas y que su condición las convierte además en víctimas invisibles, en la cara B de la pandemia”, ha explicado la consejera de Presidencia.

También ha sido novedosa la puesta en marcha de “un teléfono, atendido por el colegio profesional de psicología, para generar un espacio de apoyo profesional y contribuir a mejorar la situación emocional de las trabajadoras”.

Proyectos del pacto de estado 

En cuanto a los fondos empleados a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, casi la mitad de los 4,65 millones van destinados a proyectos desarrollados de manera conjunta con Departamentos del Gobierno de Aragón.

Entre estas iniciativas están la formación de policías locales en materia de violencias machistas, campañas de prevención y de sensibilización, análisis sobre la situación de la mujer en el mundo rural o la mejora de la empleabilidad de víctimas de la violencia machista.

Mientras, entre los proyectos que desarrollará el propio IAM están los convenios con las comarcas en dos ámbitos distintos: el servicio de asesoría psicológica y atención social y educativa familiar y el de acciones formativas es con 23 comarcas. En total, para ambos conceptos de van a destinar más de 1,2 millones de euros.

Junto a esto, también se van a llevar a cabo actividades en colaboración con los ayuntamientos, con especial énfasis en los que tienen menos recursos. “En este medio rural, donde los efectivos que puede intervenir o medio en la violencia de género son muy escasos, cuando no inexistentes, es donde más necesaria se hace la colaboración entre los distintos escalones de la administración”, ha explicado Mayte Pérez.

Entre otros ámbitos, hay cinco consistorios incorporados al Sistema Integral de Seguimiento de Violencia de Género (Viogen, de asesoramiento y atención a las víctimas) -Ejea, Pedrola, María, Pinseque y Huesca-, se encuentra en trámites Cuarte y lo ha solicitado Zaragoza. Asimismo, se colaborará con las propias policías locales para formarles en la materia, dado que en muchas ocasiones el primer contacto de las víctimas se produce con estos agentes.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies