UGT no contempla prorrogar los ERTE sin acuerdo pese a “dejarlo siempre para el último día”

Pepe Álvarez ha participado en el Consejo Regional de UGT Aragón, enmarcada en una serie de visitas a todas las secciones de los sindicatos tras el confinamiento

El secretario general de UGT a nivel nacional, Pepe Álvarez, “no contempla” una prórroga de los ERTE sin acuerdo entre Moncloa y agentes sociales. Ambas partes mantienen intensas negociaciones para pactar la continuidad de estos expedientes, a apenas dos días para que venzan las actuales condiciones, y con el temor a que miles de familias y empresas queden desamparadas en medio de la crisis económica causada por la pandemia.

Así lo ha transmitido este lunes en su participación en el Consejo Regional de UGT Aragón, enmarcada en una serie de visitas a todas las secciones de los sindicatos tras el confinamiento, mientras en Madrid apuraban las horas para acordar el mantenimiento de los ERTE. Desde este sindicato mantienen como condición “sine qua non” que se mantenga la prestación del 70% del salario o que no compute tiempo de desempleo, así como dar fortaleza a determinados sectores, como el comercio o la restauración, y a las zonas donde más haya afectado la segunda ola de la pandemia.

Del mismo modo, Álvarez ha criticado la postura variante del Gobierno central desde la reunión en Palma el 4 de septiembre hasta el día de hoy, lo que ha provocado “una historia que se repite demasiadas veces, que todo lo dejamos para el último día”. “El Palma había una posición que permitía aventurar que en pocos días se pudiera cerrar el acuerdo, pero cuando nos sentamos en la mesa de negociaciones se han cambiado los planteamientos. Aquellos objetivos que parecía que compartíamos ya no los compartimos tanto”, ha manifestado el representante de UGT.

Con estas cuestiones, el máximo representante del sindicato a nivel nacional “no va a aceptar” que estos ERTE se vean truncados por la negativa de los empresarios a la “imposibilidad de realizar despidos”. “Me causa perplejidad que digan que en Alemania no tienen limitación sectorial y a la vez quieran que se anule la imposibilidad de despedir a trabajadores durante seis meses, cuando en Alemania es de un año”, ha mencionado.

El “caos” del Ingreso Mínimo Vital

Por otro lado, Álvarez también ha puesto el foco en el “caos burocrático” que conlleva la solicitud del Ingreso Mínimo Vital, lo que está provocando que miles de personas en todo el país vean importantes retrasos para percibir la prestación. Incluso, desde UGT han planteado la celebración de movilizaciones en la calle para reclamar mayor agilidad en el pago del IMV, puesto que, pese a que se reciba con carácter retroactivo, “no se come con carácter retroactivo”.

En concreto, desde el sindicato consideran que faltan recursos humanos “sin ningún tipo de dudas” para abordar “este trabajo ingente”. “La estructura telemática está lejos de las capacidades de las personas”, ha mencionado, calificando de “escándalo” que estas familias tengan que ir a gestorías, con los costes que ello tiene, “sin tener la seguridad de que van a recibir el Ingreso Mínimo Vital”.

Como ejemplo, Álvarez ha destacado problemas como que se la hayan denegado a una persona porque en los datos de Hacienda aparecía todavía como propietario de una empresa que cerró en 2018. “Esto no es un regalo de un vicepresidente o de un ministro. Tenemos un millón de personas que estaban en economía sumergida y que ahora no tienen ningún tipo de ingreso. Si el Gobierno no pasa del discurso a los hechos, vamos a tener que movilizarnos”, ha manifestado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies