Teruel bajará tasas e impuestos y congelará los precios públicos en 2021

El equipo de gobierno PP-Cs ha presentado este miércoles su propuesta de modificación de ordenanzas fiscales en la comisión de Hacienda, que se concreta en una bajada de impuestos y tasas y la congelación de los precios públicos

El equipo de gobierno PP-Cs ha presentado este miércoles su propuesta de modificación de ordenanzas fiscales en la comisión de Hacienda, que se concreta en una bajada de impuestos y tasas y la congelación de los precios públicos. Así lo han explicado la alcaldesa de Teruel, Emma Buj (PP), el primer teniente de alcalde, Ramón Fuertes (Cs), y la concejal de Hacienda, Rocío Féliz de Vargas (PP).

Las medidas a aplicar consisten en la rebaja fiscal del IBI y el IAE por fomento del empleo a través de bonificaciones, una nueva reducción del 3% en todas las tarifas del impuesto de circulación (el año pasado ya se aplicó otra reducción similar), el incremento de la bonificación de las plusvalías en herencias, pasando del 90 al 95% (máximo legal), una reducción del 5% para las licencias urbanísticas por rehabilitaciones y una nueva tarifa mensual de 10 euros por la utilización del Centro de Ocio Joven, incorporando una reducción del 50% para las familias numerosas y monoparentales tanto en el acceso diario (3 euros) como en la tarifa mensual (10 euros) y trimestral (20 euros).

En el caso del IBI, para inmuebles en los que se desarrolle una actividad empresarial con una plantilla entre 5 y 10 trabajadores, la bonificación será del 70%, entre 11 y 25 trabajadores del 75%, entre 26 y 50 trabajadores del 80% y si hay más de 50 trabajadores, la bonificación alcanzará el 90%, siempre y cuando en todos los casos las empresas hayan incrementado su plantilla de trabajadores con contrato indefinido en el año anterior, como mínimo, en un 5%.

Respecto al IAE, se incrementará al 50% la bonificación de la cuota por creación de empleo si se ha aumentado el promedio de la plantilla de trabajadores con contrato indefinido en el año anterior en, al menos, dos trabajadores.

La modificación en la plusvalía se realiza cumpliendo con lo aprobado en el pleno del 29 de mayo, a propuesta del grupo municipal de Vox, afectando a la cuota a liquidar por transmisiones a causa de muerte a favor de los descendientes de primer grado y adoptados, cónyuges y ascendientes de primer grado y adoptantes.

En cuanto a las licencias urbanísticas que afectan a obras de intervención en edificios existentes (rehabilitaciones), se aplicará una reducción del 5% a la tarifa, con un mínimo en la cuota resultante de 36,50 euros.

La alcaldesa recordaba que hace justamente un año se presentaba la bajada de impuestos y tasas y congelación de precios públicos para 2020, “un año que no nos esperábamos nadie cómo se iba a desarrollar”. Buj resaltaba que ahora toca afrontar 2021 en una situación “incierta en muchas cuestiones, y especialmente también en la económica, pero si algo tiene seguro y cierto este equipo de gobierno es nuestra política de bajada de impuestos”. Para la alcaldesa, Teruel tiene una presión fiscal muy baja, “y nuestro compromiso cuando empezamos esta legislatura en el pacto PP-Cs fue mantener esa política de baja presión fiscal”.

Los impuestos tienen que existir, remarca la alcaldesa, pero tienen que ser “moderados y lo más bajos posible, porque al final es una forma de inyectar dinero en la sociedad turolense y en la economía, y por eso doce meses después volvemos a bajar impuestos”.

Respecto al impuesto de circulación, Buj señalaba que su rebaja beneficia prácticamente a todas las unidades familiares, autónomos y empresas ya que casi todos tienen vehículos. Y en cuanto a la reducción en la tarifa de las licencias de rehabilitación, explicaba que “entendemos que el sector de la rehabilitación puede ser muy importante para generar economía en estos momentos porque afecta a muchos oficios”.

“Con esto continuamos con nuestra política de bajada de impuestos, de ser una ciudad amable para invertir, amable para vivir, porque quien vive en Teruel paga mucho menos que en otras ciudades”, concluía.

Para Ramón Fuertes, concejal de Empresas, Autónomos, Comercio y Empleo, “en momentos complicados como los que estamos viviendo, tanto sanitarios como económicos, en los que muchas familias y empresarios lo están pasando muy mal, la administración más cercana no les podía fallar, por eso queremos lanzar un mensaje positivo, de esperanza y una buena noticia, y es que los turolenses van a pagar menos”.

En cuanto a las rebajas fiscales por fomento de empleo, Fuertes señalaba que “es una manera de ayudarles pero también de ser competitivos frente a otras ciudades para que, además de generar empleo, las diferentes empresas que estén buscando una ubicación tengan a Teruel en el punto de mira porque realmente tenemos una presión fiscal muy baja”.

“Es una propuesta con la que no ponemos en riesgo en ningún momento la capacidad de inversión de este Ayuntamiento, mantenemos el equilibrio financiero y esperamos contar con el apoyo del resto de grupos municipales porque en estos momentos tan complicados creemos que sólo aquél que no tenga empatía por lo que está ocurriendo puede oponerse a esta propuesta de bajada de tasas”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies