El Huesca cae ante el Cádiz en un estreno gris en el Alcoraz (0-2)

Los oscenses cayeron con claridad ante el Cádiz. Foto: S,D. Huesca

No pudo la Sociedad Deportiva Huesca con el Cádiz en su estreno en el Alcoraz. El conjunto aragonés cayó de forma clara en un estreno gris en su casa. Los goles de Álvaro Negredo y Jorge Pombo apuntillaron al equipo oscense, que en ningún momento dio la sensación de que podía ganar.

Saltaban los de Míchel con Andrés Fernández en portería, Siovas en el eje de la defensa junto a Pulido y en las bandas Javi Galán y Maffeo. En el clásico 4-3-3 de Míchel ocupaban el centro del campo Mosquera, Juan Carlos y Eugeni. El tridente arriba lo componían Okazaki, Mir y Ferreiro. En las filas del Cádiz ponía la curiosidad Cifuentes, que debutaba en Primera División con 41 años.

A pesar de que el dominio de la pelota era del Huesca de forma absoluta, la primera aparición del Cádiz terminó en gol. No había pasado nada en los primeros diez minutos hasta que Álex Fernández puso un centro al área que parecía inofensivo. Sin embargo, Andrés Fernández calculaba mal y no conseguía blocar el esférico, que caía en los pies de Negredo. Este remataba el cuero a la perfección y ponía el 0-1 en el electrónico en el 10.

El Huesca trataba de reaccionar proponiendo lo mismo que hasta antes del gol, que les permitía ser dueños de la pelota. Había que esperar hasta el 20 para ver la primera aproximación oscense, pero el pase de la muerte de Galán lo interceptaba perfectamente la zaga cadista. Parecía que los de Míchel metían una marcha más al partido, porque comenzaban a acercarse, aunque sin peligro.

Una tarjeta para cada equipo, Cala y Pulido, y alguna aproximación más de ambos, era lo único que se pudo ver hasta el final de la primera parte. El desequilibrio estaba en la posesión, donde los altoaragoneses conservaban casi el 70%. Por lo demás, igualdad máxima en el estadio del Alcoraz. Para la segunda parte, al Huesca se le debería pedir, como mínimo, que algún disparo fuese entre los tres palos.

La misma tónica en la segunda parte

Comenzaba la segunda mitad con cambios. En el Cádiz entraban Fali y Bodiger por Cala y Jonsson. Antes de los cambios del Huesca, que tuvieron lugar en el 51, Ferreiro pudo ver la roja tras una dura entrada con los tacos por delante. Entraron para los altoaragoneses Sergio Gómez, Borja García y Joaquín por Rafa Mir, Eugeni y Juan Carlos. Aun así, el Huesca llegaba al minuto 60 sin generar más peligro que un centro al área que terminó en falta en contra.

A partir del 70 empezó a buscar el Cádiz el segundo gol para poner la sentencia. Pombo, muy activo todo el encuentro, era un quebradero para Maffeo. Lo mismo sucedía con Álex Fernández. De hecho, Siovas vio la tarjeta también tras una pérdida de balón que podía aprovechar Salvi, que en el minuto 78 volvía a poner a prueba a Andrés.

Y llegaría ya la puntilla para los oscenses. El recién incorporado Malbasic conducía la pelota tras una contra, driblaba perfectamente a una defensa que hacía aguas y ponía un balón perfecto a Pombo, que remataba a placer. Había que esperar hasta el minuto 85 para ver el primer tiro a puerta, que además terminó en gol, pero la jugada estaba invalidada por fuera de juego.

Así se llegó al final del partido, con un 0-2 que deja muy mal sabor de boca a la Sociedad Deportiva Huesca. No generaron el peligro suficiente en ningún momento, ni fueron capaces de poner en aprietos la meta de Cifuentes. El Cádiz se lleva el triunfo merecidamente y los del Alcoraz deberán buscar los tres puntos ante el Valencia.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies