La lluvia golpeará sobre todo el centro peninsular al final del verano

La inestabilidad perdurará los primeros días de la semana próxima

Áreas del centro de la península, especialmente al sur del Sistema Central, serán las más afectadas por las lluvias que traerá una borrasca inusual en esta recta final del verano porque en esa zona se acumularán al menos 150 litros por metro cuadrado desde la tarde de este jueves y hasta la mañana del próximo lunes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señaló este jueves que la borrasca dejará “precipitaciones abundantes y generalizadas”, así como un descenso progresivo y acusado de las temperaturas, especialmente de las diurnas.

La borrasca, de origen atlántico, transporta desde el suroeste y sobre la Península Ibérica una masa de aire subtropical, húmedo e inestable, que producirá las mayores precipitaciones el jueves y el viernes.

Se prevé que la borrasca se acerque a la península por el suroeste, aunque a partir del sábado, ya situada sobre el noroeste peninsular, iría perdiendo intensidad. Dada su extensión, probablemente afectará en mayor o menor medida a todo el territorio peninsular, excepto a Canarias y seguramente a Baleares.

Durante la tarde de este jueves y a lo largo de este viernes, el aumento de la inestabilidad y la gran cantidad de humedad de origen subtropical captada por la borrasca favorecerá que se produzcan chubascos localmente fuertes y acompañados de tormentas y granizo en muchas zonas de la península.

Sur de sistemas montañosos

Los vientos generalizados de componente sur propiciarán las precipitaciones persistentes en las caras meridionales de los sistemas montañosos expuestos, principalmente el Sistema Central, donde las acumulaciones a lo largo del episodio pueden alcanzar los 150 litros por metro cuadrado o incluso superar registros más altos localmente. Es muy probable que estos días las zonas menos afectadas se encuentren en el área mediterránea.

Por otro lado, es probable que este fin de semana la borrasca desplace la zona de mayor inestabilidad a la mitad noroeste y que a partir del próximo lunes, ya muy debilitada, se aleje por el Cantábrico hacia el norte.

De todas maneras, la inestabilidad perdurará los primeros días de la semana próxima en la mitad norte peninsular, lo cual se extendería también al área mediterránea. Debido a la incertidumbre que existe en la evolución de la borrasca, la Aemet recomienda consultar las predicciones actualizadas, ya que pequeños cambios en la evolución prevista pueden modificar sensiblemente las zonas afectadas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies