Los aragoneses firman cerca de 33.000 contratos temporales, un 24% menos que en julio

Un 28% de los profesionales encuestados consideran que la incidencia se situará entre el 10 y el 20%
Canarias y Baleares registran las mayores caídas

Los aragoneses han firmado 32.967 contratos temporales en agosto, un 24,2% menos que en julio, cuando se registraron 43.518. Esta caída es 2,6 puntos porcentuales menos acusada que la media nacional (-26,8%). El volumen de contratación registrado en Aragón supone el 3,2% del total del país, según un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad.

El estudio trata sobre cómo ha variado en los últimos meses el mercado laboral, con especial foco en la contratación temporal, la principal fuente de empleo de nuestro sistema. Para ello, ha estudiado datos procedentes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) del último año.

A nivel provincial, Huesca ha sido la que ha registrado la mayor caída en la contratación temporal (-36,1%), seguida por Teruel (-34%) y Zaragoza (-19,8%).

En el conjunto del país, la contratación temporal se redujo en un 26,8% en agosto con respecto a julio tras tres meses consecutivos de incrementos de dos dígitos. Aun así, el volumen de contratos temporales se mantiene por encima del millón, concretamente 1.022.388, tras el acusado bajón experimentado en los meses de abril y mayo.

Hace un año, en agosto de 2019, se firmaron 1.396.777 contratos temporales, experimentando también un relevante descenso del 29,9% con respecto al mes anterior. Fue una caída incluso mayor que la actual, lo que indica que el descenso de la contratación temporal en agosto es recurrente.

“La caída de la contratación temporal en el mes de agosto ha estado muy influenciada por el impacto de la pandemia en el turismo y la hostelería, grandes generadores de empleo en esta época en nuestro país. Pero hemos de tener en cuenta que este descenso es intrínseco al mes de agosto y que la recuperación del empleo se demorará hasta ofrecer niveles previos a la pandemia”, ha asegurado Valentín Bote, director de Randstad Research.

La serie histórica estudiada revela que, tras alcanzar el máximo en julio de 2019, 1.993.904 contratos temporales, este indicador del mercado laboral se redujo notablemente al mes siguiente, rozando los 1,4 millones de firmas. En los meses de septiembre y octubre este volumen se recuperó para desarrollar desde entonces una tendencia negativa, agravada ostensiblemente durante abril, que registró apenas 614.134 firmas, la cifra más baja del estudio, y mayo, con 773.961. A continuación, el indicador volvió a superar el millón de contratos aunque se redujo un 26,8% en este último mes de agosto.

El estudio de Randstad ha tenido en cuenta aspectos como el sector en el que profesional desarrolla su actividad. Así, destaca que la agricultura, con un descenso del 3,8%, y el de la construcción, con un 4,9%, son los sectores que han registrado las caídas más moderadas de la contratación temporal en este mes de agosto con respecto a julio.

Por otro lado, el sector servicios ha contabilizado el descenso más acusado de este último mes en la contratación temporal, con una caída del 33,4%, siendo además el sector con un mayor volumen de firmas, con 673.432. La industria, por su parte, registró un descenso del 17,4% en sus contratos temporal con respecto a julio.

En cuanto a la edad de los firmantes de los contratos temporales, Randstad revela que el segmento de los menores de 25 años ha sido el que ha sufrido la mayor caída, del 34,8%, pasando de 313.888 a 204.805 firmas. Le sigue el colectivo más numeroso, el de profesionales entre 25 y 45 años, que registraron un descenso en la contratación temporal del 26,2%, contabilizando 537.777 firmas frente a las 728.663 de julio. El segmento que acusó una menor caída fue el de los mayores de 45, con un descenso del 21%, pasando de los 354.094 del pasado mes a los 279.806 actuales.

Canarias y Baleares registran las mayores caídas

El estudio también ha tenido en cuenta la comunidad autónoma en la que el profesional firma el contrato temporal. Randstad destaca que Canarias (-47,3%) y Baleares (-41,3%), comunidades donde el turismo tiene un peso fundamental, han registrado las mayores caídas del país en contratación temporal, ambas por encima del 40%. Las siguen, con caídas que también superan la media nacional (-26,8%), Catalunya (-32%), Euskadi (-31,4%), Asturias (-30,6%), la Comunidad de Madrid (-29%) y Castilla y León (-28,5%).

Ya con descensos más discretos, menores a la media nacional (-26,8%), se sitúan Castilla-La Mancha (-24,3%), Aragón (-24,2%), la Comunitat Valenciana (-22,6%), Navarra (-22,4%) y Andalucía (-20,3%). Las caídas menos pronunciadas, menores al 20%, se registraron en Extremadura (-19,4%), la Región de Murcia (-19,2%), La Rioja (-17%) y Cantabria (-16,6%).

A nivel provincial, las que mejor han contabilizado las mayores caídas han sido Tenerife (-50,5%), Las Palmas (-44,5%), Salamanca (-40,3%), Barcelona (-38,4%) y Huesca (-36,1%). Por otra parte, las provincias con los descensos menos acusados fueron Almería (-9,7%), Lleida (-13,1%), Cádiz (-14,5%), Tarragona (-16,3%) y Córdoba (-16,4%).

Print Friendly, PDF & Email
Un 28% de los profesionales encuestados consideran que la incidencia se situará entre el 10 y el 20%

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies