Jardines y prioridad peatonal: así será la calle de Santiago Lapuente tras la reforma integral

La reforma integral estará lista en seis meses

La calle de Santiago Lapuente del barrio Jesús será en seis meses una vía accesible en la que el peatón recuperará el protagonismo con zonas ajardinadas, arbustos y un área verde de juego para uso infantil.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha sacado a licitación la renovación integral de la calle que pasará de ser una de las más degradadas del barrio a una de las mejores vías por donde pasear, al disponer de una plataforma única con aceras y calzada al mismo nivel.

La concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha destacado que el objetivo de la remodelación es tener una calle “amigable” por la que se pueda andar con comodidad, para que “tanto los que viven como los comercios de la zona tengan un entorno accesible”.

El presidente de la asociación de vecinos del Barrio Jesús, Raúl Gascón, ha recordado que la calle de Santiago Lapuente es una de las más degradadas del barrio y ha apuntado que los residentes llevan reivindicando una reforma integral desde 2016.

“Queremos una actuación potente, que no solo se centre en aceras y sanear, sino una reforma que permita que esta calle se convierta en puntera en el barrio”, ha resaltado durante la presentación del proyecto para la vía.

La reforma, que costará unos 300.000 euros, permitirá ampliar las estrechas aceras aprovechando la zona destinada actualmente a aparcamiento. Será una vía de tráfico calmado con prioridad peatonal, en la que viandantes y vehículos compartirán el espacio y en la que desaparecerá el pavimento irregular.

En su lugar habrá un paseo central hormigonado con árboles, arbustos y zonas ajardinadas a cada lado ya que ahora no hay ningún espacio con vegetación en toda la calle. Además se creará un área verde de juego para uso infantil que estará vallada para evitar el acceso de animales.

Para ello se crearán rampas de acceso en la entrada de todas las viviendas y locales comerciales de la calle, lo que permitirá eliminar los escalones que tienen actualmente los edificios. Algunos de ellos deben salvar hasta dos escalones sobre la acera.

Desaparecerán así las barreras arquitectónicas y se garantizará la accesibilidad no sólo de las personas en silla de ruedas sino también de los mayores, las personas con carros de bebé o con carros de la compra. Además se colocarán baldosas con relieves podotáctil en la parte exterior de las aceras y en las zonas de entrada y salida de garajes.

También se renovará totalmente la iluminación, que ahora es muy deficiente. Se instalarán nuevos puntos de alumbrado con tecnología led más eficiente, que evitará la luz intrusa en las viviendas y reducirá el consumo energético. También se sustituirán todas las canalizaciones que discurren por el subsuelo, como las tuberías de agua y saneamiento, el colector de la calle San Lázaro y todas las acometidas domiciliarias.

La reforma integral de la calle Santiago Lapuente no será la única que se ejecutará en los próximos meses. La pasada semana finalizó el periodo de información pública del proyecto de la calle Osa Mayor, en Valdefierro, que próximamente quedará aprobado de forma definitiva. Con un presupuesto de 853.600 euros, esta intervención mejorará de forma significativa la accesibilidad de esta vía, ampliando aceras y eliminando bordillos. Se creará también una plataforma única de prioridad peatonal compartida con los vehículos y se renovarán todos los servicios que discurren por ella.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies