Suspendidas definitivamente las Fiestas del Pilar

Sira Repollés ha dictado una nueva orden que prohíbe cualquier celebración de estas características en lo que queda de 2020

El Gobierno de Aragón ha tomado la decisión de suspender todas las fiestas patronales hasta el próximo 31 de diciembre, entre las que se incluyen todos los actos de las Fiestas del Pilar. Es la última medida que ha tomado el Ejecutivo autonómico para limitar cualquier tipo de aglomeración o actividad social pública que pueda propiciar un incremento en los contagios en la Comunidad.

De esta forma, la celebración más importante de Zaragoza quedará suspendida definitivamente. Por el momento, el Ayuntamiento de la capital aragonesa no había cerrado por completo para posibilidad de realizar festejos, siempre, eso sí, de una forma acorde a la situación epidemiológica. “Si en octubre la situación mejorara, este Ayuntamiento estaría encantado de hacer la tradicional Ofrenda, pero las decisiones se tomarán con la prudencia como criterio fundamental. A día de hoy es muy complicado”, lamentaba Azcón a final de julio.

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha defendido también que la suspensión de las Fiestas del Pilar no va a alterar la programación cultural que está organizando el área de Cultura. Según ha defendido, la decisión del Gobierno de Aragón de suspender todas las fiestas patronales “no cambia para nada” el trabajo del Consistorio para ofrecer un contenido de calidad durante los primeros días de octubre.

Así, Fernández ha asegurado que el Ayuntamiento “lleva tiempo” diciendo que no iba a haber fiestas ni ninguna actividad multitudinaria en la calle, aunque mantiene la programación en espacios culturales y privados, además de trabajar en una ofrenda de flores virtual y en una propuesta para “engalanar” los balcones de la ciudad. “Nuestra intención es mantener la propuesta cultural que hacemos de forma segura, con planes de contingencia que llevamos desde hace tres meses. Cumpliendo los protocolos no debería haber problemas en organizar actos”, ha explicado la vicealcaldesa.

Tres meses más sin festejos

Ahora, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha dictado una nueva orden que prohíbe cualquier celebración de estas características en lo que queda de 2020, como ya pasó con San Lorenzo, las Fiestas del Ángel, y todas las fiestas patronales del verano. Entre otras medidas, también quedan limitados los horarios de los locales de juegos y apuestas hasta la 1.00 horas y los aforos de bodas, bautizos o comunicaciones a 50 personas en espacios cerrados y 100 en zonas abiertas.

En este sentido, también estarían prohibidas las celebraciones típicas de fin de año, cuando miles de personas se agrupan para tomar las doce uvas. “Aunque estuviésemos en nueva normalidad, no podemos realizar actividades sociales y lúdicas como otros años. En la redacción de la norma consta como fiestas patronales, pero dentro de la normativa se pretende evitar agrupaciones multitudinarias”, ha explicado la responsable de Sanidad del Gobierno de Aragón.

Asimismo, otro foco que preocupa dentro del Ejecutivo son las fiestas privadas, con jóvenes organizando fiestas en viviendas o domicilios. El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha remarcado la importancia de eliminar con estos eventos mientras duren las restricciones. “Son un riesgo importante porque suponen un número importante de contactos”, ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies