El curso escolar comenzará el día 7 de forma escalonada y con presencialidad total hasta 2º de ESO

Faci ve “fundamental” la presencialidad total en la escuela para los alumnos de Infantil y Primaria

Reducción de las ratios a 22 alumnos por aula, presencialidad total hasta 2º de ESO, entradas y salidas escalonadas y prohibición de realizar deporte colectivo en el recreo. Estas son las principales particularidades que presenta el protocolo del Gobierno de Aragón para el inicio del curso escolar, que arrancará el próximo 7 de septiembre de forma escalonada y que contará con el refuerzo de un mínimo de 350 nuevos profesores.

El consejero de Educación, Felipe Faci, ha expuesto todas estas novedades este jueves tras varias semanas de conversaciones con toda la comunidad educativa para preparar un curso que vaticina “complicado” por la evolución del coronavirus. Los objetivos principales de este plan es garantizar que los colegios e institutos son “espacios seguros”, facilitar el trabajo de los equipos directivos y eximirles de cualquier responsabilidad que no sea el desarrollo escolar, y mantener todos los centros abiertos.

Así, la incorporación del alumnado se llevará a cabo de manera escalonada, arrancando el 7 de septiembre con los alumnos de dos años y 1º de Infantil; seguido de 1º de Primaria el día 8; 2º de Infantil y 2º de Primaria el día 9, y así sucesivamente. En cuanto a Secundaria, 1º de ESO arrancará el 10 de septiembre y los centros podrán decidir si escalonan la llegada del resto de estudiantes hasta el 15 de septiembre.

Con estas premisas, Faci ve “fundamental” la presencialidad total en la escuela para los alumnos de Infantil y Primaria, consciente de que su aprendizaje está vinculado “a la interacción directa con los profesores y la socialización con los compañeros y el entorno”. Para ellos, la jornada lectiva se desarrollará entre las 9.00 y las 14.00 horas en todos los centros, con el fin de reducir al mínimo el flujo de personas.

En cualquier caso, el consejero ha garantizado que se mantendrán los servicios de comedor, desarrollando un protocolo específico para su prestación de la forma más segura posible, así como el de madrugadores. Los grupos, monitores y los puestos de cada alumno serán fijos, preferentemente en un único turno, permitiendo la apertura de espacios alternativos como salas multiusos, polivalentes o las propias aulas. “La premisa es que se mantengan los grupos estables de convivencia y que no haya interacción entre ellos”, ha expuesto el responsable del ramo.

Mientras, en Secundaria, la presencialidad solo será total en 1º y 2º, debido a la sensibilidad del paso de Primaria a Secundaria en un año, además, donde 6º de Primaria acabó de forma abrupta para ellos. “El segundo curso de ESO es especialmente complicado por las edades de los alumnos y porque suelen ser cursos donde mayor tasa de abandono escolar puede haber, o mayor índice de repetidores”, ha explicado Faci.

Alternancia de clases a partir de 3º de ESO

El resto de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional se organizará mediante un sistema combinado que alterne periodos de educación presencial y días de trabajo autónomo del alumnado fuera del centro educativo. En este caso, el ratio máximo de estudiantes por clase se reduce a 15 y se podrá combinar con distintos patrones: tres días un grupo y dos otro, o a través de días alternos.

Durante los días en los que el alumno no acuda a clase, tendrá que realizar diferentes trabajos o preparativos específicos que gestionará, coordinará y evaluará el profesorado. “El profesor atiende al alumno en un aula y, luego, el día que no le toca estar presente tendrá un trabajo dirigido y tutorizado, apoyado por la plataforma digital. Podrá utilizar el Moodle para mandar un trabajo y controlar en qué tiempo lo ha hecho, o que lo entregue a final de mañana”, ha detallado Faci.

De hecho, desde el Departamento se quiere incentivar “la clase inversa”, es decir, que el alumno se prepare la clase en su casa y el profesor trabaje explicándole la materia, así como la organización de los tiempos del alumno. “Es una oportunidad para que el alumno aprenda a organizarse y distribuir su tiempo, hacerse un horario o planificar su trabajo. Creemos que en 3º de la ESO el alumno ya puede trabajar estas técnicas de estudio”, ha afirmado el consejero.

Recreos, Educación Física y actividades extraescolares

Por otro lado, también va a quedar escalonado el periodo de recreo, en el cual no se podrán realizar actividades deportivas grupales como fútbol o baloncesto. En Secundaria, tendrán que mantener la distancia y el uso de mascarillas, mientras que en Primaria se tendrán que respetar los grupos estables, sin que interaccionen con otros alumnos. “Es muy importante que se escalonen los recreos. En Infantil tienen su horario propio y, algunos, su propio recreo, y en Primaria habrá que establecer diferentes horarios, con una sola sesión”, ha destacado.

En similar situación se encuentra la enseñanza de Educación Física, que deberá evitar la mezcla de grupos y mantener las distancias. Además, en lo que respecta a las actividades extraescolares, el Ejecutivo todavía no ha tomado una decisión, ya que la mayoría empiezan en mitad de octubre, después de las Fiestas del Pilar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies