El Gobierno estudia ayudas para padres que cuiden de sus hijos por casos de Covid-19 en los colegios

Lambán ha asegurado que la crisis sanitaria no va a dar tregua hasta que la vacuna sea efectiva

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, aseguró este miércoles que el Gobierno está trabajando en asegurar algún tipo de ayuda a los padres que tengan que dejar de trabajar para cuidar a algún menor en caso de que se suspendan las clases por un caso o sospecha de Covid-19 en su colegio.

En una entrevista a la Cadena Ser recogida por Servimedia, Celaá concretó que se está trabajando en un permiso retribuido como el que “ya se utilizó al principio de la pandemia” y que otro “puede ser una baja por tener que cuidar a un niño cuarentenado”. “Esto está aún por cerrar” con los ministerios de Sanidad y Trabajo, apuntó.

Estas ayudas se aplicarían, dijo, para trabajadores con “niños menores de 12 o 13 años” y aunque el curso arranque en unos días, en su opinión, “no hay poco tiempo para desarrollar las medidas”. “Son fórmulas que ya conocemos”, aseveró.

La ministra también se refirió a la incertidumbre social que muestran familias, estudiantes y profesionales de la educación ante la inminente ‘vuelta al cole’. “Esta especie de apuro que está entrando en España no se justifica con los hechos de la realidad. Todas las comunidades autónomas están trabajando, las direcciones de los casi 30.000 centros escolares, están haciendo un esfuerzo para adaptar sus centros desde junio. No estamos en la primera vista”, indicó.

Exceso de alarma social

Celaá aseguró que “cree claramente” que hay un exceso de alarma social ante el inicio de curso en plena pandemia, y que estaría “suscitado, a veces con intención, por mucho movimiento político, mediático”. “En todos los países estamos con la misma incertidumbre proporcionada por la evolución de la pandemia”, dijo. Para ello, puso de ejemplo las diferencias de curso que están teniendo los landers en Alemania, donde, resaltó, se aprecia una “lealtad institucional” hacia Angela Merkel.

También serenó a la comunidad educativa sobre el anuncio que hizo la Comunidad de Madrid de contratar 11.000 profesores para el nuevo curso. Según la ministra, “las medidas que anunció están en los planes” propuestos en junio y “todas las comunidades tienen listas para sustituciones”. “Están a tiempo”, sentenció.

Por otra parte, Celaá recordó que “hay causas justificadas” por las que algunos alumnos con más riesgo para su salud no tendrían que acudir a clase, pero insistió a las familias que “la educación es insustituible” y “beneficiosa”, no sólo “por los conocimientos y emociones”. “No puede ser reducida al ámbito domiciliario”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies