Ascaso arranca con el aforo completo la muestra de cine más pequeña del mundo

Ascaso celebra su particular puesta de largo

Como cada año las estrellas iluminan la era del cine de Ascaso, dónde se puede disfrutar del cine de autor e independiente y sin apenas circuito comercial, el objetivo de la muestra es acercar el cine a las gentes del Sobrarbe y a todo aquel que quiera venir a ver películas inéditas en un lugar privilegiado. El otro objetivo de la muestra es recuperar la aldea de Ascaso y rescatarlo del abandono institucional que ha estado sufriendo durante años. La primera proyección de “la muestra de cine más pequeño del mundo” completó ayer el aforo.

La IX edición de la “Muestra de cine más pequeña del mundo” ha comenzado con la inauguración de la exposición “amnios”, del fotógrafo Juan Zamora Lamas. Se trata de una serie de fotografías que el artista realizo durante el confinamiento y que alteró su cotidianidad. “La idea de esta exposición surgió al principio como un juego en el que iba tomando una fotografía cada día, construyendo finalmente una crónica personal” ha declarado Juan Zamora. La exposición se ha estrenado hoy en Ascaso y cuenta con un total de 99 fotografías, 31 de las cuales se pueden visitar en la calle Única de Ascaso. “Resulta paradójico ver una exposición como esta en un lugar como Ascaso” ha señalado el fotógrafo.

A la inauguración de la muestra han asistido la Diputada de cultura de la Diputación Provincial de Huesca, Maribel de Pablo, y el alcalde de Boltaña, José María Giménez, junto a la concejala de Turismo, Juventud e Infancia, Laura Velayos.

La inversión que ha hecho la diputación en arreglar la pista con una cantidad de casi 100 mil euros “ha supuesto que se pueda disfrutar incluso más del territorio y de este evento cultural”, ha declarado Maribel de Pablo. Por su parte José María Giménez, ha señalado que la muestra de cine de Ascaso es “un referente internacional” y que en un año como este “es un orgullo poder celebrarlo”. Además, ha querido agradecer a la Diputación el apoyo a Ascaso y espera que próximamente se puedan acometer nuevas obras como la de traer luz al poblado.

Miguel Cordero, el codirector de la muestra, ha asegurado que este año la asociación de vecinos y vecinas de Ascaso “Los relojes” ha tenido que hacer un gran esfuerzo para llevar a cabo el festival, pero lo han hecho por la gente del Sobrarbe y por el amor al cine, ya que este año se han suspendido todas las actividades culturales en la zona. La muestra es también una manera de festejar que Ascaso por fin tiene una pista en condiciones, gracias a la DPH.

Los voluntarios del festival Zahira Fabregat y Sergio Altaba han dicho que esta muestra podría ser la última se ha hecho un gran silencio entre el público. Los codirectores de la muestra, Miguel Cordero y Néstor Prades, ya llevan tiempo denunciando “la falta de respeto por parte de algunas instituciones hacia los festivales sin ánimo de lucro, que ha significado la muerte de algunos de ellos y podría llevarse por delante al de Ascaso”, un festival de cine independiente de referencia en Aragón y, tal vez, en todo el estado. No obstante, han invitado al público a disfrutar del cine, de la cultura y de la aldea de Ascaso pero, sobre todo, a hacerlo con conciencia y sentido común respetando las normas de seguridad.

Miguel Cordero también ha querido recordar con emoción durante la inauguración al responsable de comunicación de las Bodegas Enate, Ramón Juste, fallecido recientemente por causa del Covid-19.

En la primera noche de cine se ha proyectado el cortometraje Arenal, de Rafael Alberola y el documental Honeyland, de los directores Tamara Kotevska y Ljubomir Stefanov, que narra la historia de la última mujer recolectora de abejas de un pueblo remoto de Macedonia. Honeyland ha sido nominado a mejor película extranjera en los Óscars, con un reconocimiento unánime en Sundance el año pasado, y se ha podido ver hoy en la era del cine de Ascaso de manera inédita. Después ha habido coloquio con Aspe, una “mielera” o recolectora de abejas como la protagonista de la película.

Después de meses de trabajo la “muestra de cine más pequeña del mundo” ha tenido un gran éxito en su primer día y “todo ha ido sobre ruedas”, un pequeño festival que cada año atrae a la aldea de Ascaso a cientos de personas y que, aunque este año el aforo sea limitado, se espera llenar la era del cine cada noche estrellada.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies