El epicureísmo ante el Covid-19

No hace falta irse muy lejos para comprobar que esta situación se nos está yendo de las manos. Gente en terrazas sin mascarilla, playas a rebosar de gente, locales nocturnos sin ninguna medida de seguridad… Nos está ganando el disfrute del placer que el tener cuidado… Y es que, el virus no entiende ni de placeres ni de vacaciones. Ya lo decía el sabio de Epicuro, el placer es el fin que nos proporciona la felicidad pero debemos ser conscientes de las consecuencias.

El hedonismo de Epicuro actualmente se malinterpreta con facilidad. Tendemos a creer que debemos satisfacer nuestros placeres de forma instantánea sin importar la situación y no es así. En tiempos de pandemia, deberíamos hacer uso de la coherencia y aplazar todos esos deseos placenteros totalmente innecesarios en estos momentos. Para Epicuro, el que disfruta de los placeres con moderación, evita el dolor. Hagámosle caso y dosifiquemos nuestras ansias absurdas de volver a la normalidad por la salud y el bienestar de todos.

Sofía Gutiérrez Val.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies