La depuradora de La Cartuja reanuda el tratamiento de aguas residuales tras concluir su reparación

La reparación ha permitido rehabilitar una solera ubicada en un punto crítico de la instalación

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de La Cartuja ha reactivado este viernes el tratamiento completo de las aguas residuales, tras concluir ayer jueves la reparación urgente de la losa del canal de salida de aguas depuradas. La sociedad municipal Ecociudad ha logrado acortar en 48 horas el plazo estimado de ejecución de esta obra, que se inició en la madrugada del pasado domingo.

La realización de estos trabajos en tiempo récord ha permitido minimizar las afecciones medioambientales de esta imprescindible reparación, que inicialmente estaba prevista para el pasado mes de marzo pero debió aplazarse por la emergencia sanitaria. En el buen desarrollo de la obra ha resultado fundamental el alto grado de implicación de la empresa concesionaria UTE Deza y las actuaciones complementarias llevadas a cabo por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que han permitido controlar los impactos no deseados que en otras circunstancias hubiera recibido el río.

La reparación ha permitido rehabilitar una solera ubicada en un punto crítico de la instalación, cuyo fallo estructural hubiera supuesto la incapacidad de devolver el agua depurada al río Ebro y el retorno de la misma hacia las instalaciones. Esta situación implicaba la urgente necesidad de actuar, por motivos de seguridad, sin esperar a la parada técnica programada para otoño.

Con la participación de varias empresas especializadas, se ha procedido al vaciado y limpieza de la cámara de reparto de aguas, la consolidación de la estructura dañada, la reparación e impermeabilización de la misma y la puesta en marcha del tratamiento biológico de la planta. Durante estos días, se ha mantenido el tratamiento parcial del agua mediante procedimientos físicos químicos (eliminación de toallitas, arenas, grasas, flotantes, y tratamiento primario), y desde este viernes se ha retomado también el tratamiento biológico que se había visto provisionalmente suspendido.

La EDAR La Cartuja, que entró en servicio en el año 1993, cuenta con una capacidad de tratamiento de 259.200 metros cúbicos/día y es la mayor estación depuradora de toda la cuenca hidrográfica del Ebro. Realiza el proceso de depuración de los vertidos de toda la población de Zaragoza, incluyendo los barrios rurales de Montañana, Movera, Juslibol, San Juan de Mozarrifar, San Gregorio y La Cartuja Baja, además de los municipios de Villamayor de Gallego, La Puebla del Alfindén y Pastriz, la gran mayoría de los polígonos industriales de la ciudad, incluido el de Malpica, y adicionalmente puede recoger también el caudal que depura la EDAR La Almozara mediante bombeos a la red municipal.

Las características de las aguas residuales hacen que las instalaciones estén sometidas de manera continua a ambientes agresivos tanto para los hormigones como para el acero, por lo que a medida que su vida de servicio se alarga es necesario incrementar las actuaciones de reparación de la misma para garantizar su operatividad.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies