El Yamiq y Guitián cierran la portería blanquilla tras doce partidos de sangría defensiva

El Yamiq se hizo gigante en defensa junto a Guitián. Foto: Tino Gil (Real Zaragoza)

Domingo, 8 de marzo de 2020. Es la fecha del último partido en el que el Real Zaragoza no encajó un tanto, en Málaga, en un encuentro que decidió Luis Suárez en los minutos finales para hacer soñar con el ascenso directo a la parroquia blanquilla. Cinco meses después, pandemia mediante, los de Víctor Fernández volvían a encontrar la solidez que tanto han añorado y que les ha abocado a disputar los playoffs de ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional.

Lo hacían no por casualidad, teniendo en cuenta que las mayores novedades ofrecidas en el “césped” del Martínez Valero se producían en el eje de su sistema defensivo. Regresaban tras lesión tanto Yawad El Yamiq como Alberto Guitián, la pareja de centrales anhelada por Víctor Fernández y, a priori, su favorita para los grandes momentos. No notaba ninguno de los dos la falta de ritmo y construyeron mano a mano un muro imposible de derribar para la escuadra dirigida por Pacheta.

Además, El Yamiq fue protagonista indiscutible de la acción que marcó el partido. Menos de 30 minutos le bastaron al marroquí para desesperar a Jonathas, punta de lanza del ataque ilicitano, quien soltó una incomprensible coz al zaguero con el inevitable resultado de su tarjeta roja directa. Si hasta entonces tuvieron ambos la situación controlada, a partir de ese lance todavía más.

No es poco dejar la portería a cero para un Real Zaragoza que ha sumado once partidos consecutivos sin lograr dejar su meta inmaculada. En ese periplo, los maños habían encajado 23 dianas, cifra desorbitada teniendo en cuenta sobre todo que antes del parón liguero obligado por la Covid-19 la zaga había funcionado a un nivel notable.

El mismo Víctor Fernández admitía en la sala de prensa del Martínez Valero que la recuperación de la pareja de centrales había ayudado a mostrar una versión “más homogénea, consistente” y sin “renunciar a la idea de juego”. Eso sí, añorando “algo más de contundencia y puntería en ataque”.

Los aragoneses seguirán este viernes con su plan de entrenamientos de cara al choque decisivo de esta primera eliminatoria de playoff, que tendrá lugar el domingo a las 22.00 horas en La Romareda. Lo hará sabiendo que repetir resultado ante el Elche en la vuelta le vale para acceder a la gran final. Y para ello será fundamental que El Yamiq y Guitián mantengan el nivel ofrecido en Elche.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies