Huesca vive un 9 de agosto atípico con controles para evitar aglomeraciones y botellón

Este nueve de agosto la plaza de la catedral no lucirá sus característicos blanco, verde y morado

La ciudad de Huesca vive un nueve de agosto anómalo en el que los oscenses van a colgar sus pañoletas y ramilletes de Albahaca hasta el próximo año. El operativo policial habitual de otros años se mantiene, sólo que ahora controlarán las salidas y entradas de la ciudad, así como las huertas privadas y las calles de la ciudad, todo para evitar las aglomeraciones de personas que puedan suponer un riesgo para la salud y la seguridad del resto.

El pasado 9 de julio el alcalde de Huesca, Luis Felipe, resolvió mediante Real Decreto la suspensión de las Fiestas de San Lorenzo 2020. Los oscenses despedían así sus fiestas patronales, así como el que había resultado un extraño prelaurentis, marcado por los rebrotes que se suceden a lo largo del territorio nacional.

Para este 9 de agosto, parte de la ciudadanía ha reservado en los bares que sí han abierto, contando estos con reducción de aforo y con las medidas preventivas y de seguridad recomendadas desde las instituciones sanitarias. Además, grupos de oscenses almorzarán en sus casas o huertas de carácter privado.

Comunicado del alcalde

Desde el Ayuntamiento, el alcalde mandaba hace unos días una petición a sus conciudadanos. Les pide “sensatez” en sus celebraciones particulares y colaboración con las autoridades de seguridad y sanitarias. Asimismo, además de apelar a la responsabilidad individual de cada oscense, se marcan una serie de medidas a cumplir por parte de la ciudadanía durante los días en los que cada año las calles de Huesca se llenan de blanco y verde.

En la carta el alcalde recuerda a la ciudadanía “la obligatoriedad del uso de mascarilla tanto en locales cerrados como en el exterior, se pueda o no mantener la distancia de seguridad entre personas no convivientes”. De igual modo, las reuniones entre personas no convivientes no deben superar las diez personas, tanto en espacios de carácter público como privado. Por último, la prohibición de botellones en la vía pública.

Luis Felipe marca además una serie de medidas a seguir por parte de la hostelería oscense que abra hoy, día 9 de agosto. Principalmente, se les exige a los locales el mantenimiento del aforo restringido al 50 % en interior y 75% en terraza, además de cumplir con el resto de disposiciones sanitarias para garantizar la seguridad de clientes y trabajadores (geles hidroalcohólicos, limpieza exhaustiva de mesas y sillas, etcétera).

El despliegue policial se va a encargar de la vigilancia de entradas y salidas de la ciudad, así como de que en huertas y terrazas se cumplan las medidas sociosanitarias pertinentes para una ciudad que está en Fase II. Asimismo, “los servicios de inspección, las policías locales y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en ejercicio de sus competencias y sin perjuicio del levantamiento de las actas o la formulación de denuncias que consideren procedentes, deberán adoptar las medidas especiales y cautelares necesarias para asegurar el cumplimiento de las medidas sanitarias (ORDEN SAN/643/2020 de 24 de julio, apartado undécimo)”, recuerdan desde la institución municipal.

Accesos restringidos para el día 10

El Ayuntamiento de Huesca restringirá los accesos a la entrada de la basílica de la plaza de San Lorenzo el día 10 de agosto para asistir a la celebración de los actos religiosos. Esta medida, adoptada en coordinación con las autoridades sanitarias competentes y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, “tiene por objeto evitar concentraciones de personas que pudieran suponer un riesgo para la salud y la seguridad de las personas ante la pandemia de coronavirus que nos afecta y que sitúa a la ciudad de Huesca en la Fase 2 de la desescalada”, argumentan desde el ayuntamiento.

La plaza de San Lorenzo quedará vallada para evitar el tránsito de personas, sólo se habilitará un pasillo de vallas para acceder al interior de la Basílica. En el interior de la misma el aforo permitido en Fase 2 es del 50%, siempre que este aforo permita cumplir las distancias mínimas.

No se permitirá, en ningún momento, ni el tránsito por la plaza ni la permanencia de personas en los aledaños de la misma. Sí se permitirá el tráfico rodado, así como la entrada de vehículos a los accesos legalizados.

Agradecimientos a la ciudadanía oscense

El Ayuntamiento de Huesca agradece a todos los oscenses su ejemplar comportamiento y su responsabilidad durante toda la mañana de este domingo 9 de agosto. El alcalde, Luis Felipe, ha asegurado sentirse “tremendamente orgulloso de la ciudad por la responsabilidad que los oscenses están demostrando ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, y aún más si cabe en un día tan especial como el 9 de agosto”.

Un día que hasta el momento, tal y como confirman desde la Policía Local de Huesca, se está desarrollando con total tranquilidad y sin incidentes reseñables.

“Está siendo un día sentimentalmente difícil –ha continuado Luis Felipe-, en el que quiero tener también una mención especial para el sector de la hostelería. Muchos hosteleros han cerrado de forma responsable en un día importante para su economía. Este sector, que está pasando momentos difíciles, se está sacrificando hoy por el bien de todos”.

El alcalde tampoco se ha olvidado de todos los sectores que hacen que las fiestas sean posibles año tras año, “y con los que volveremos a disfrutar de las Fiestas de San Lorenzo en 2021”. A toda la sociedad oscense, ha finalizado el alcalde, “muchas gracias”.

Desde el Ayuntamiento se insiste una vez más en la necesidad de ser responsables para evitar nuevos brotes de coronavirus.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies