Zaragoza prepara el inminente trasplante de los olivos de la plaza de Salamero

Las labores de trasplante de los olivos están previstas para la segunda quincena de agosto

Los once olivos ubicados en la plaza de Miguel Salamero en Zaragoza han sido cubiertos en sus bases con unas lonas geotextiles para mantener la humedad y proteger el perímetro excavado. Son los trabajos previos al comienzo de las labores de trasplante que se iniciarán en la segunda quincena de agosto, tal y como recoge el informe realizado por la jefatura de la sección de Gestión de Arbolado del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza.

Un documento en el que se establece que el trasplante se realizará de acuerdo a las Normas Tecnológicas de Jardinería y Paisajismo, en concreto con la normativa referida al “Trasplante de Grandes Ejemplares”. Así, a partir de este lunes, “los responsables de los trabajos van a colocar riego individual en cada uno de los árboles para mantener hidratadas las raíces, y se realizará un tratamiento antitranspirante en las copas del arbolado para evitar que pierdan la humedad”, explican desde el Ayuntamiento.

Las obras para el vaciado de la plaza de Miguel Salamero continúan con el calendario previsto para paliar los efectos de la rotura del forjado del aparcamiento. “Después de retirar el mobiliario urbano y los árboles con menor valor ornamental, sin posibilidades de supervivencia, y trasladar el quiosco de venta de flores a la plaza de Aragón, las labores se centran ahora en la adecuación de los once olivos que se van a trasplantar”, asegura el gobierno municipal.

Trabajos que se realizarán siguiendo las directrices de los informes realizados desde el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza, concretamente por el área de Gestión de Arbolado.

En los últimos días, la empresa encargada de los trabajos ha estado vaciando la tierra vegetal sobrante de la plaza. Tras estas labores, desde el Ayuntamiento aseguran que “sólo quedaría picar las zonas de pavimento, pero como los olivos se encuentran dentro de las jardineras, los operarios están trabajando guardando más de tres metros de diámetro en cada uno de los ejemplares”. Así, para una mayor protección, la empresa ha colocado en cada uno de los olivos, en los llamados cepellones, la tierra que está adherida a base, una lona geotextil protectora, que sirve para proteger el perímetro excavado y también para mantener las condiciones de humedad. Además, todos los ejemplares se han dejado regados este fin de semana para que tengan las condiciones óptimas de humedad.

De esta manera, a partir de este próximo lunes, los operarios seguirán con las tareas preparatorias de trasplante. Por un lado, se colocará riego individual en cada uno de los ejemplares para que estén hidratados y se realizará un tratamiento antitranspirante en las copas del arbolado para evitar la excesiva traspiración y la pérdida de humedad. Además, está previsto que se hagan unos hoyos alrededor de los olivos para garantizar su hidratación.

Todas estas operaciones están recogidas en documentos informativos que están siendo trasladados al Servicio de Parques y Jardines para su correspondiente supervisión, ya que “en todo momento los técnicos municipales han estado trabajando en paralelo con la empresa responsable de realizar las labores”, añaden desde la gobernanza. Será a partir de la segunda quincena de agosto cuando se inicien esos últimos trabajos de trasplante, tal y como ha recomendado el informe de la sección de Gestión de Arbolado. El documento recoge que es viable esa acción ya que los ejemplares se encuentran “en reposo vegetativo del verano antes de la brotación de otoño”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies