ZeC denuncia a PP-Cs por la falta de alternativas al cierre de recursos socioeducativos

La concejala de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, en la denuncia al gobierno PP-Cs por la falta de alternativas al cierre de los recursos socioeducativos municipales

El grupo municipal de Zaragoza en Común ha denunciado la falta de alternativas por parte del gobierno PP-Cs al cerrar todos los recursos destinados a afrontar la brecha educativa e incrementar el seguimiento y apoyo social y emocional a niños, niñas y jóvenes sin ninguna alternativa de seguimiento y apoyo no presencial.

La concejala y portavoz en la comisión de Acción Social de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento, Luisa Broto, ha afirmado que “nos referimos en concreto a los cierres de Casas de Juventud, centros de tiempo libre o programas importantes como el de Educación de Calle y PIEEs”. Además, Broto ha calificado esta falta de alternativas como “un grave riesgo” para el empleo de los y las profesionales de estos servicios.

La formación ha denunciado la falta de previsión del equipo de gobierno de PP-Cs y la portavoz ha explicado que “este cierre evidentemente obedece a una orden por parte del departamento de sanidad del Gobierno de Aragón, pero sobre todo ponemos el acento en la falta de alternativas del actual equipo de gobierno”. También, Zaragoza en Común ha contado que durante más de cinco meses han faltado alternativas para los niños y niñas y adolescentes de la ciudad que han crecido con alternativas de ocio y tiempo libre. “Por lo tanto, esto ha supuesto un deterioro y una repercusión directa en su desarrollo porque sabemos que ahora mismo se está agrandando la brecha educativa así como las situaciones de pobreza”, añade la concejala.

Para Broto, “llueve sobre mojado”, tras mantener cerrados los centros de servicios sociales, lo que ha provocado, asegura, “una ausencia de mecanismos de control” en la protección a la infancia, al haber prohibido a los profesionales la realización de entrevistas, seguimientos y visitas domiciliarias durante el estado de alarma y haberlos derivado a la atención de las solicitudes de la línea 900.

Zaragoza en Común también ha querido mencionar la situación de los profesionales que están detrás de estos equipos de educativos, como Centros de Tiempo Libre o ludotecas. En la situación actual, Broto ha afirmado que “han llegado por presión de las entidades gestoras a evitar los ertes en estos puestos de trabajo. Actualmente están en una situación de vacaciones, algo que no han podido decidir porque ha sido algo impuesto. Queremos dejar constancia del riesgo presumible que hay que en septiembre estos contratos se puedan sancionar”.

Además, desde las propias entidades su deseo es estar más en contacto con el equipo de gobierno para que esta situación no sea “de un día para otro” define Broto, que asimismo explica que “un día están de vacaciones y al día siguiente están cesados”.

La propia formación cree que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene que buscar alternativas y dar respuestas “que no pueden ser de hoy para mañana”. “Están en juego muchos de los desarrollos de niños y niñas durante la pandemia. Los Centros de Tiempo Libre, ludotecas, Casas de Juventud, etc., han trabajado de forma telemática”, ha subrayado la concejala.

En el mes de agosto estas entidades no están trabajado y Broto ha manifestado que “no entendemos porque ahora mismo no se ha puesto un dispositivo para que se pueda seguir ejerciendo, teniendo en cuenta además el horizonte cercano de que llega septiembre y no sabemos qué va a ocurrir en el ámbito educativo”.

Para Zaragoza en Común los niños y los adolescentes “son el futuro de la ciudad” y la propia concejala ha aclarado que “no sabemos muy bien que ha ocurrido con este equipo directivo del área de derechos sociales porque a fecha de no es posible hablar con ellos, ni es posible la negociación con las entidades porque parece que se han ido por cuestiones de vacaciones”.

Trabajadores/as esenciales para el apoyo a la infancia y la juventud

Desde Zaragoza en Común han solicitado que, como ya se hizo durante el periodo de confinamiento, las Casas de Juventud, los Centros de Tiempo Libre y el resto de programas municipales de infancia y juventud se encuentren activados al 100% como medida esencial de apoyo a la infancia y juventud.

En este sentido, Luisa Broto ha exigido que “el establecimiento de mecanismos de seguimiento y atención telemática, de no ser posible la presencial, desde estos servicios y la puesta en marcha de recursos alternativos de apoyo escolar y psicosocial”.

Además, ha apuntado la propia concejala que durante estos meses “hemos visto el uso del procedimiento de contratación de emergencia derivado para la pandemia para contratos que difícilmente pueden ser relacionados con la Covid-19, por lo que exigimos el uso de este procedimiento para arbitrar mecanismos de apoyo a la infancia y la adolescencia de la ciudad”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies