El Ayuntamiento destinará 5,7 millones de euros a la urbanización del entorno del parque Pignatelli

El planteamiento prevé equipamientos deportivos, culturales, cívicos y sociales. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

El Gobierno municipal de Zaragoza ha anunciado este miércoles que retomará el proyecto de urbanización en el entorno del parque Pignatelli tras la anulación del mismo en el mandato anterior. Así, el Consistorio invertirá algo más de 5,7 millones de euros en la zona, construyendo también más de un centenar de viviendas: 77 libres y otras 30 de protección oficial. A pesar de que las obras no tienen aún una fecha de inicio, se prevé que puedan estar terminadas a lo largo de 2022.

“Estamos hablando de prácticamente tres hectáreas de intervención. Es duplicar el parque existente con uno nuevo, que se va a dividir en tres zonas”, ha manifestado el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano. Así, el espacio contará con un gran estanque donde está prevista la navegación recreativa; un vaso intermedio con una zona de jardines, plantas aromáticas, frutales y juegos infantiles, surcada por canales; y el vaso más alejado del parque actual, un amplio espacio con forma de anfiteatro, pero con un suelo de pradera. “Con todo ello se pretende conservar la imagen de los depósitos de agua construidos por el Ayuntamiento en 1876, los primeros que tuvo la ciudad”, ha señalado Serrano.

Asimismo, el planteamiento vigente prevé equipamientos deportivos, culturales, cívicos y sociales que mitigarán algunas de las carencias de esta zona densamente habitada, y que ocupan 10.500 metros cuadrados (el 28% del área). En la parte sur, ante las traseras de las parcelas de la calle del Maestro Estremiana, y a lo largo de un paseo que unirá el parque de Pignatelli con la calle de Santiago Guallar, se emplazarán aquellas dotaciones más ligadas a la vida cotidiana de los vecinos. El proyecto se aprobará este jueves y la licitación podría estar lista para el mes de septiembre u octubre, dando luz verde a unos trabajos que, aunque no tienen aún fecha fijada de inicio, podrían finalizarse en 2022.

El estanque medirá 99 por 41 metros y se dividirá en dos zonas: el depósito central destinado a la navegación con pequeñas embarcaciones y una banda perimetral de 7 metros de ancho que protegerá el acceso desde el parque al agua. Se prevé la colonización de esta banda con anfibios e insectos. Otro de los espacios principales será el jardín de Bandas, en una superficie de 99 por 39 metros sobre el segundo depósito, ocupado por pasos peatonales, canales y fuentes de agua, plazas, zonas de vegetación y arbolado con flores y plantas, así como zonas de juego.

Con el relleno del tercer depósito se configurará el anfiteatro, en cuya parte más baja se prevé la construcción de un estanque sobre el que emerge un pequeño escenario que permitirá pequeñas actuaciones. Entre el actual parque y la calle Santiago Guallar se trazarán los paseos principales de 18 metros de ancho y con arbolado de gran porte, mientras que transversales a estos se proyectan cuatro paseos con árboles de menor tamaño salvo en el primero de ellos, donde se mantienen los pinos existentes junto al estanque.

Proyecto de ZeC

Este anuncio llega después de que los tribunales tumbaran el proyecto presentado por la Corporación municipal anterior tras una denuncia de la DGA, al considerar que el proceso para la subasta de suelos mediante permuta infringía la ley. En este sentido, el consejero ha explicado que el proyecto “respetará el anterior y corrige los fallos detectados, lo que llevará a la construcción de viviendas, equipamientos y una ampliación del parque actual”.

“Se trata, en definitiva, de convertir en realidad lo que la anterior corporación no supo materializar por sus errores y mala gestión del urbanismo en esta ciudad”, ha apuntado Serrano, que ha resaltado que “es una actuación que tiene todo el sentido como proyecto de ciudad, que va a ayudar a la ciudad en un momento de terrible crisis económica y en el que creemos que cada euro invertido en Zaragoza debe tener sentido en términos de generación de riqueza y empleo”.

No obstante, el diseño inicial ha contado con algunas modificaciones para que el coste de urbanización se reduzca de los casi 12 millones de euros planteados al inicio a tan solo 5,7, como el replanteamiento de elementos proyectados como un muro y unas escaleras, o a la eliminación de un parking subterráneo, que conllevaría un alto coste y que por inviabilidad se ha descartado, si bien se podría contemplar en un futuro en la pastilla de terreno de algún equipamiento de la zona.

Además, Serrano ha explicado que “en el primer proyecto se planteaba la calle Guallar de doble dirección y con una mayor circulación de vehículos, y ahora se reduce y pacifica para redundar en un proyecto más sostenible en torno a una zona verde de esta potencia y características”. El proyecto prevé el tratamiento de 27.688 metros cuadrados de espacio libre resultante de las obligaciones de urbanización del área e incluye tanto los 23.609 correspondientes al suelo calificado como zona verde, como los 3.488 que supone la renovación de la calle Santiago Guallar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies