Los profesionales sanitarios exigen al Gobierno que todos los contagios sean accidente laboral

Los casos positivos por Covid se mantienen muy por encima de los 600

El Colegio de Médicos de Zaragoza y el Sindicato de Enfermería (Satse) han reclamado al Gobierno de España que los contagios de la Covid-19 sigan considerándose accidente de trabajo, en lugar de discriminar a unos profesionales sanitarios respecto a otros por el simple hecho de haberse infectado antes o después del 21 de julio.

El presidente de Satse, Manuel Cascos, se ha dirigido por carta al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, una vez que, desde el pasado 21 de julio, haya cambiado la cobertura existente para el personal que presta sus servicios en los centros sanitarios o socio-sanitarios, no aplicándose ya el Real Decreto que establecía que los contagios se considerasen accidente laboral y no enfermedad común. Por su parte, el Colegio de Médicos de Zaragoza reclama además que la profesión médica sea considerada como de riesgo. La institución colegial se suma así a la petición que ha hecho el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) a través de una carta enviada a Salvador Illa, ministro de Sanidad.

En concreto, y tras las presiones ejercidas también por Satse, el Gobierno aprobó el Real Decreto-ley 19/2020, de 26 de mayo, que establecía que las prestaciones de Seguridad Social del personal que hubiese contraído el virus en el ejercicio de su profesión durante cualquier fase de la pandemia se considerarían derivadas de accidente de trabajo. No obstante, Satse recuerda que este reconocimiento se encontraba limitado temporalmente, al aplicarse únicamente a los contagios del virus producidos hasta el mes posterior a la finalización del estado de alarma, por lo que desde el pasado 21 de julio ya no está en vigor.

De esta forma, los contagios producidos posteriormente a esta fecha son considerados enfermedad común disminuyendo, por tanto, la cobertura a los trabajadores, reduciendo sus prestaciones económicas y dejando en una clara desigualdad a los mismos con respecto a otros compañeros y compañeras por el simple hecho de haberse contagiado en fechas distintas, apuntan desde el Sindicato de Enfermería.

Rechazo de Satse hacia la decisión del Gobierno

La organización sindical rechaza esta decisión una vez que se ha constatado que el virus sigue provocando numerosos contagios en todo el Estado, recordando en la carta, al respecto, que, desde que finalizó la desescalada y hasta el 23 de julio, se han comunicado 369 brotes, con más de 5.000 casos, siendo el segundo grupo de brotes más frecuente aquellos que ocurren en el ámbito laboral (alrededor del 27% del total).

“En una situación en la que la OMS mantiene la declaración de pandemia internacional, en la que todavía no existe una vacuna y con un escenario de control de la pandemia en la que se han adoptado medidas generales de prevención y control, se hace necesario que a las enfermeras, fisioterapeutas y a todos los profesionales sanitarios se les continúe protegiendo en el desarrollo de su actividad y, por tanto, se continúen considerando directamente los periodos de aislamiento y contagio del virus como accidente de trabajo”, añade.

Por último, Satse subraya que los reconocimientos y agradecimientos públicos al tremendo sobresfuerzo realizado por el personal sanitario no deben quedarse en meras declaraciones y desde el Gobierno se debe constatar con hechos que apoya y defiende a todos estos profesionales, mejorando sus condiciones laborales y profesionales.

Profesión médica como profesión de riesgo

Otra de las iniciativas del Cgcom, y a la que también se suma el Colegio de Médicos de Zaragoza, es la petición de que la profesión médica sea declarada profesión de riesgo. Hace un mes, el gabinete del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones envió una carta al presidente del Cgcom, doctor Serafín Romero, en la que le informa de que esta petición había sido trasladada a la Secretaría de Estado de Seguridad Social y Pensiones para ser atendida y respondida puntualmente.

Esta misiva suponía un nuevo avance, tras la respuesta por parte del secretario General de Sanidad, Faustino Blanco a principios de junio donde informaba al Cgcom del traslado de esta petición al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Desde este último ministerio aseguran en una comunicación al doctor Romero que podían “asegurarle que sus preocupaciones serán atendidas y respondidas puntualmente por la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, a quien se las hemos hecho llegar para que, en el menor plazo de tiempo posible, le dé cumplida respuesta”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies