Lambán reclamará a Sánchez que se unifiquen los datos de contagios en España para evitar agravios

Lambán ha descartado por el momento confinar Zaragoza debido a las consecuencias “funestas” que ello supondría para la economía aragonesa

El líder del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, solicitará este viernes a Pedro Sánchez en la Conferencia de Presidentes que se “homologuen y verifiquen” los datos de infectados por coronavirus en todas las comunidades autónomas. Con esta medida, Aragón pretende evitar las desigualdades que en los últimos días están despertando a nivel nacional las cifras facilitadas, que dejan a la región como la más afectada, por mucho, de la pandemia. Para contabilizar los infectados, Aragón realiza unas 3.000 PCR diarias, el doble que en otras comunidades.

Esta situación puede no reflejar la situación epidemiológica real que existe en las diferentes comunidades. A este respecto, Lambán ha dicho estar “en permanente contacto” con el ministro Illa a través del Departamento de Sanidad aragonés, a la par que ha destacado su deseo de que cada región “ocupe el lugar que le corresponde en la opinión pública” por sus cifras reales de infectados.

En ese marco, Lambán ha querido reiterar que sus palabras carecen de “ánimos de confrontación” con otras comunidades, añadiendo que su Ejecutivo “siempre ha tenido claro, desde marzo, que la transparencia era crucial”, fuera cual fuese la gravedad de la información obtenida en cada momento. Una práctica que, según ha afirmado tajantemente Lambán, va a seguir siendo así.

Para contener los rebrotes, Lambán ha destacado la “gran capacidad” que tiene Aragón en forma de recursos con los que hacer frente al virus. En este sentido, ha recordado que la Comunidad cuenta actualmente con 260 rastreadores siguiendo los contactos que ha tenido cada infectado, lo que arroja una proporción de uno cada 5.000 aragoneses. “La intención es ir aumentando este número, recurriendo a estudiantes, médicos o trabajadores sociales”, ha avanzado el líder del Ejecutivo.

“Algo hemos aprendido de la enfermedad y podemos hacerle frente de una manera distinta a la primera oleada”, ha continuado Lambán, matizando que el espacio para acoger a pacientes leves o asintomáticos de la Multiusos “nada tiene que ver” con el hospital de campaña que se montó en el mismo lugar en el mes de marzo y que contaba con equipamiento médico completo, similar al de un hospital convencional.

Los contagios en Aragón, en situación de “meseta”

Las cifras de nuevos infectados por coronavirus que se registran en Aragón se encuentran actualmente en una situación de “meseta”, manteniéndose relativamente constante a pesar de los leves descensos o incrementos puntuales que experimenta. Así lo ha explicado Lambán, que ha descartado por el momento confinar Zaragoza debido a las consecuencias “funestas” que ello supondría para la economía aragonesa.

“Zaragoza es la quinta ciudad de España, lo que hace que la situación sanitaria sea más difícil de contener”, ha manifestado Lambán, que ha considerado correctas las decisiones de confinar otros territorios como Totana, en Murcia, explicando que una actuación similar en la capital aragonesa “no se puede pensar” al ser “el motor económico de la Comunidad”. “Hasta que no haya una vacuna contra el virus, vamos a tener que convivir con él de una manera u otra”, ha lamentado.

El presidente autonómico ha descrito como una “tormenta perfecta” para el virus los factores que han llevado a que Zaragoza sea la ciudad de España con las cifras de contagios más elevadas, destacando el ocio nocturno y las fiestas privadas –mayoritariamente de jóvenes- como los principales focos. También ha señalado la campaña de recogida de fruta, un problema con el que “vamos a tener que convivir hasta que finalice”, en los meses de septiembre y octubre. Sin embargo, Lambán ha hecho hincapié en su ánimo de “no culpabilizar” a los jóvenes y a los temporeros de la situación actual.

No obstante y respecto al primero de los colectivos, el presidente de Aragón ha vuelto a hacer una llamada a la responsabilidad individual ya que, en sus palabras, “los jóvenes tienen una sensación de impunidad y piensan que no se van a contagiar”, alertando del riesgo de que sean asintomáticos y lleven el virus a sus casas, pudiendo causar graves problemas de salud e incluso la muerte a sus familiares. “Si se reúnen quince o veinte jóvenes en una vivienda particular y hay contagios, difícilmente se puede culpar a las administraciones”, ha apuntado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies