Dos detenidos y un investigado en Aragón en una macrooperación europea contra el fraude alimentario

En toda Europa se ha detenido a más de 400 personas y se han retirado hasta 5.000 toneladas de alimentos

Una macrooperación contra el fraude agroalimentario desarrollada por la Guardia Civil y la Europol ha finalizado con la detención e investigación de 59 personas, tres de ellas en Aragón. Durante su desarrollo, se han incautado más de 119 toneladas y 38.300 litros de alimentos y bebidas falsificadas, defraudando en toda Europa un total de 28 millones de euros. En toda Europa se ha detenido a más de 400 personas y se han retirado hasta 5.000 toneladas de alimentos.

En Zaragoza, el Seprona detuvo a dos personas e incautó más de 12.000 pizzas en diferentes establecimientos, por delitos contra la salud pública, en la elaboración, distribución y venta en todo el territorio español de pizzas congeladas, careciendo del registro sanitario e incumpliendo las medidas higiénico-sanitarias en su elaboración y transporte.

Asimismo, el Seprona de Huesca, procedió a la investigación de una persona por un supuesto delito relativo al mercado y a los consumidores por fraude en el etiquetado de botellas de vino, las cuales presentarían irregularidades en el etiquetado en relación a las normas sobre las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas.

Esta operación de alta intensidad ha sido coordinada por la Europol y liderada en España por la Guardia Civil. Han sido realizados cerca de 3.000 controles e inspecciones en centros de distribución, almacenes, superficies comerciales, medios de transporte, contenedores y depósitos fiscales, puertos y aeropuertos. Además, se han detectado más de 900 infracciones administrativas y 23 penales, con un balance total de 19 personas detenidas y 40 investigadas, a los que se les imputan delitos contra la salud pública, falsedad documental, contra los consumidores y estafa.

Fraude durante el estado de alarma

Durante el primer semestre del 2020, pese a la vigencia del estado de alarma y la situación de la pandemia en Europa, se ha intensificado la vigilancia de la Guardia Civil sobre la amenaza que supone el fraude agroalimentario y en la que se destaca la elaboración y distribución de productos falsificados o de baja calidad, que influye directamente en el mercado de los consumidores.

Han sido detectados formas de fraude muy diversas como la falsificación de documentos sobre lechazo de origen francés que se vendía con indicación geográfica protegida de Castilla y León, la elaboración de vinos y mostos adulterados con azúcares o la distribución a nivel nacional de pizzas desde un local que no contaba con las condiciones higiénicas sanitarias obligadas.

Colaboración internacional

Este año han participado 83 países en la novena edición de la operación Opson, aumentando cada año el número de países involucrados (78 países en 2019). En este operativo han participado miembros de Policía, Aduanas, así como Organismos públicos y privados en material de control de alimentos.

Se ha detenido a más de 400 personas a nivel europeo y se ha llegado a estimar un fraude económico de más de 28 millones de euros, con una retirada de hasta 5.000 toneladas de alimentos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies