Renaldas Seibutis se despide de Casademont Zaragoza y de la “maravillosa” afición rojilla

El escolta no ha podido finalizar su trayectoria de rojillo sobre el parquet debido a las lesiones. Foto: Basket Zaragoza

El ya exjugador de Casademont Zaragoza Renaldas Seibutis se ha despedido de la entidad aragonesa este martes, agradeciendo el trato recibido por parte de todos los estamentos del club durante las dos temporadas en las que ha sido jugador rojillo. Tampoco se ha olvidado de la “marea roja”, una afición rojilla que ha definido como “fantástica y maravillosa”.

“Habéis estado maravillosos y sois fantásticos. Tenéis que estar muy orgullosos por la atmósfera que creáis en el Príncipe Felipe. Siempre recordaré nuestro camino juntos en la temporada 2018-2019, consiguiendo la clasificación para semifinales. Vosotros no olvidéis nunca: “¡Sí se puede!”, ha rememorado el escolta lituano.

“Tanto mi familia como yo nos hemos sentido como en casa desde el primer día que llegamos a la estación Zaragoza-Delicias hasta el último en que pusimos rumbo a Lituania”, ha expresado el internacional lituano, al que las lesiones le han impedido finalizar su trayectoria de rojillo sobre el parquet. “Gracias por creer en este viejo jugador, traerme a esta organización y hacerme sentir como en casa y en familia”, ha señalado.

Respecto a sus problemas físicos, el lituano se ha dirigido a sus compañeros, lamentando “no haber podido competir con vosotros en esta segunda temporada, alcanzar nuestros objetivos y sentir esa eléctrica conexión en nuestra pista”. “No puedo estar más triste por ello, pero no obstante estoy muy feliz por haber visto lo bien que lo habéis hecho”, ha destacado.

El cuerpo médico de la entidad también ha tenido un espacio reservado en su misiva tras haberle ayudado “con toda su energía y dedicación en los peores momentos de mi lesión”. “Sé que estaré en paz porque lo he dado todo para conseguir una pequeña victoria cada día: así es como soy y así es como espero que me recordéis”, ha deseado.

“Gracias a la gente de los medios de comunicación por no presionarme para hablar en español durante las ruedas de prensa y reírse con mis bromas tontas delante de las cámaras. Sé que eran tontas”, ha bromeado finalmente el escolta, despidiéndose con un efusivo “gracias, gracias y gracias desde lo más profundo de mi corazón. Con todo el amor y el máximo respeto de vuestro fan número uno en Lituania, el número 10”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies