Jorge Pombo se desvincula definitivamente del Real Zaragoza tras el ascenso del Cádiz

Pombo pone punto y final a su etapa como blanquillo tras cuatro temporadas con participación en el primer equipo

Jorge Pombo no volverá a la disciplina del Real Zaragoza. El Cádiz ha anunciado este miércoles que el mediapunta continuará ligado al club andaluz hasta 2023 tras su ascenso a Primera División. Ambos conjuntos acordaron en enero su cesión con opción de compra obligatoria en caso de que los gaditanos alcanzaran la máxima categoría, como así ha sucedido.

De esta forma, el zaragozano pone punto y final a su etapa como blanquillo tras cuatro temporadas con participación en el primer equipo. En septiembre de 2016 debutó en Segunda a las órdenes de Luis Milla, pero ni el entrenador turolense ni su sustituto, Raúl Agné, le dieron continuidad y le relegaron al filial. Al final de esa campaña, César Láinez, su gran valedor, apostó por él cuando tuvo que hacerse cargo del primer equipo para evitar el ascenso a 2ªB, destacando con dos goles, uno de ellos en una victoria clave en Elche.

En verano de 2017, Lalo Arantegui le hizo un hueco en el primer equipo, promocionando desde el filial junto a Delmás o Lasure. Tras unos primeros meses con altibajos, su dupla con Borja Iglesias fue fundamental para lograr la mejor segunda vuelta de los últimos años, aunque no fue suficiente para devolver al equipo a Primera.

A la próxima temporada, sin Borja Iglesias, Pombo no consiguió dar el salto de calidad que se esperaba de él, y su juego se fue diluyendo a la vez que se caía el equipo de Imanol Idiakez. Incluso tuvo un capítulo tormentoso con varios aficionados, protagonizando una tensa discusión al finalizar un partido que se filtró por redes sociales. La llegada de Víctor Fernández y la mejoría del equipo le permitió recuperar buen tono, pero, al mismo tiempo, la polémica en torno a su renovación también iba creciendo, hasta terminar siendo más noticia su relación con Lalo Arantegui que sus actuaciones sobre el verde.

El pasado verano fue el más complicado para Pombo. Consciente de que si no renovaba no tendría minutos, realizó toda la pretemporada a la espera de una solución. El mercado cerró y el zaragozano no encontró un club que respondiera a las exigencias económicas de la Dirección Deportiva, y su tira y afloja llegó a su final en septiembre, cuando por fin firmó su nueva vinculación con el Real Zaragoza.

Sin embargo, la mejor versión de Pombo nunca volvió a verse sobre La Romareda, y el jugador y el club entendieron que su sitio estaba lejos del municipal zaragozano. El Cádiz le acogió y, pese a tener un protagonismo muy residual, el ascenso a Primera le ha desvinculado definitivamente del Real Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies