Tengo compañeros que a nivel económico están pasando muchas precariedades. A mí no me va mal y me tienen mucha envidia, por lo que me hacen la vida imposible. ¿Me debería de ir?

El acoso laboral (mobbing) lamentablemente forma parte de las relaciones interpersonales dentro de las organizaciones empresariales. No hay duda de que esta sociedad es cada vez más competitiva y en ocasiones ocurre que si despuntas en un trabajo, los compañeros pueden ver en ti una amenaza y reaccionar desde la envidia.

No debes dejar pasar este tipo de situaciones hostiles, generan frustración alimentando el odio y el rencor. Ante este escenario tienes varias vías de actuación; poner la situación en conocimiento de los superiores denunciando así lo que estas sufriendo, por doloroso y arriesgado que parezca, o bien plantearte buscar otro trabajo y alejarte de lo que te está haciendo daño. Otra opción es tratar de hablar con tus compañeros y comunicarles cómo te están haciendo sentir, preguntarles a su vez si tienen algún problema directo contigo para poder tratar el tema como adultos y desde la madurez. Lo importante es que tomes una decisión, escoge que estrategia quieres llevar a cabo y empieza a hacer planes sobre los pasos que vas a dar para lograrlo.

Mi consejo: no permitas que su inadecuada actitud se refleje en tus resultados ni que te haga cuestionar tu profesionalidad poniendo así en riesgo tu salud mental. Solicita asesoramiento psicológico si fuera necesario y consejo legal.

Print Friendly, PDF & Email