La “Zaragoza post-Covid” unificará las distintas formas de movilidad en una plataforma común

El Ayuntamiento busca así potenciar el uso del transporte público y los desplazamientos a pie

El área de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza ya trabaja en una plataforma que unifique los distintos métodos de transporte de la ciudad, de manera que el ciudadano pueda elegir la forma más cómoda para desplazarse sabiendo el tiempo y el dinero que le va a costar. Esta actuación tiene como objetivo reducir el uso del vehículo privado y, en la medida de lo posible, potenciar el uso del transporte público y las herramientas de movilidad compartida que tiene la ciudad, priorizando además el desplazamiento a pie.

“El ciudadano es la prioridad y la movilidad debe ser saludable, que facilite las conexiones y evite las emisiones. Nuestra misión es que sea el zaragozano quien decida dejar el coche en casa porque le resulte más cómodo desplazarse en transporte público o andando y lo pueda pagar en la plataforma en la que estamos trabajando”, ha explicado la consejera del área, Natalia Chueca, asegurando que para ello “debemos trabajar con las distintas entidades y contratas”. “Veremos cuánto nos cuesta conseguirlo pero estamos trabajando en esa dirección, haría las cosas mucho más fáciles a los zaragozanos”, ha valorado.

Chueca ha resaltado también el objetivo de que Zaragoza se convierta pronto en una “ciudad 20”, es decir, que los ciudadanos puedan realizar la gran parte de sus desplazamientos cotidianos –al trabajo o a lugares de ocio- en un periodo máximo de veinte minutos andando o haciendo uso de la bicicleta. Según la consejera, el teletrabajo “puede ayudar” a que esto se convierta en una realidad, a la par que ha sustentado su explicación en algunos datos: en Zaragoza, el 50% de los desplazamientos ya se realizan caminando y solo el 24% se realiza en vehículo privado. Esto sitúa a la ciudad por debajo de la media nacional en cuanto a motorización, que es de 700 vehículos por cada mil habitantes mientras que en la capital aragonesa es de 500.

“Estamos desarrollando un plan de movilidad que contemple estas transformaciones, que ya se venía haciendo antes del Covid pero que ahora se ha acelerado, impulsando la movilidad activa a pie, en bicicleta o patinete, para que el ciudadano elija en función de sus necesidades”, ha manifestado Chueca, recordando que Zaragoza cuenta con la segunda mayor red de carriles bici de España, con 135 kilómetros, a los que hay que sumar los más de 300 de vías pacificadas en los que conviven coches y bicicletas. “De esta forma no se realizarán emisiones y podremos hacer una ciudad con una mejor calidad del aire”, ha subrayado.

Asimismo, Chueca ha explicado que la ciudad tiene una red de transporte “heredada del siglo pasado”, por lo que ahora la Corporación municipal está trabajando en “una estructura mucho más radial”, que facilite tanto los desplazamientos entre barrios como aquellos dentro de una misma zona. Impulsar la movilidad compartida y gestionar de una manera más eficiente lo relativo a la carga y descarga son otras de las pautas en las que trabaja el Consistorio.

Infraestructuras verdes

En la búsqueda de este modelo sostenible, las estructuras verdes de la ciudad tienen una importancia capital a la hora de reducir el impacto medioambiental. En este sentido, Chueca ha resaltado que la calidad del aire está “muy influenciada” por la presencia de zonas verdes, apostando por “naturalizar las ciudades, ya que nos dará beneficios físicos y psicológicos”. “Debemos hacer frente al cambio climático y poder tener buenas infraestructuras verdes nos permite modular los espacios con sombra y regular la temperatura de forma natural”, ha añadido.

Además, ha incidido en que la ciudad tiene un patrimonio verde “impresionante” con tres ríos, un canal y más de 90 parques urbanos, lo cual suma casi mil kilómetros cuadrados de superficie. Según ha explicado la consejera, Zaragoza tiene también una media de 23,25 árboles por cada cien habitantes, mientras que la media nacional es de 14,4, aunque también existen unos 7.000 alcorques vacíos a la espera de ser replantados. “Hay que cuidarlo y hacer un esfuerzo importante por mejorar esto”, ha reconocido.

Abandono del Gobierno Central en la gestión de la pandemia

La consejera de Movilidad no ha dejado pasar la ocasión para criticar el “abandono” que los ayuntamientos sufren por parte del Gobierno Central. “Necesitamos ayudas y ahora nos dicen que el ahorro de los ayuntamientos debe prestarse al Gobierno Central a devolver en los próximos diez años”, ha criticado, completando que la situación es de “asfixia económica en los consistorios y especialmente en el zaragozano, el más endeudado de España. “Necesitamos que el Gobierno de España no mire para otro lado, ha dejado toda la responsabilidad en manos de los ayuntamientos sin tender la mano ni darnos un ápice de esperanza”, ha aseverado.

No obstante, ha destacado también que la pandemia “debe dejarnos también algo positivo después de todo el sufrimiento y el dolor que está generando”, y debe ser el “acelerador que impulse la transformación de las ciudades del siglo XXI”. “Se necesita un modelo de ciudad más humano, seguro y sostenible. La calidad de vida de las ciudades debe ser mayor de lo que ha sido hasta la fecha, tenemos la tecnología y toda la información en un momento muy convulso donde había ya planes reales pero donde quizá es necesario un cambio de orientación”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies