Todos los partidos se unen por la contención y piden responsabilidad a los ciudadanos

Los portavoces de los partidos políticos en las Cortes se han reunido con la consejera Sira Repollés para conocer la situación

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, se ha reunido con los portavoces parlamentarios de las Cortes de Aragón para comunicarles la situación epidemiológica de Aragón y las medidas de contención tomadas. Un ejercicio de transparencia bien valorado por casi todos los grupos, que han formado una inusual piña para solicitar responsabilidad a los ciudadanos. Una situación “dinámica” para Repollés, que se irá adaptando según avancen las circunstancias.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha mostrado su “absoluta sintonía” con los grupos y demás elementos institucionales de Aragón. Y ha proclamado una “absoluta transparencia” por parte de su Gobierno a la hora de comunicar los datos. Ha reiterado que “Zaragoza no está en un confinamiento, ni que está previsto que se imponga el lunes”. Repollés ha expresado su confianza en la proporcionalidad de las medidas, que son dinámicas, al igual que la evolución del virus.

El portavoz del PSOE, Vicente Guillén, confía en los profesionales sanitarios aragoneses a los que considera “los mejores en toda España”. También confía en que el mayor número de PCR, y el mayor conocimiento en la enfermedad permiten conocer la transmisibilidad del 67% de los casos diagnosticados. Ha afirmado que, de momento, el estrés del sistema sanitario “está controlado”.

Mar Vaquero, del Partido Popular, ha sido la más dura con el Gobierno autonómico afirmando que en “Aragón algo ha fallado”. Un fallo que aparece con “la situación grave” actual y ha pedido a la DGA a que medite sobre cuáles son las decisiones que se han tomado y no han sido suficientes. En clara referencia a las comarcas orientales, Vaquero ha avisado que “ha faltado control suficiente para que esto no se extendiera”. Tampoco ha dudado en pedir más mecanismos y que se busque asesoramiento científico “más allá del actual”.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, también ha mostrado su apoyo y ha agradecido la rapidez a la hora de comunicar los datos, en una reunión de portavoces que fue solicitada por su grupo. Pérez ha vuelto a avisar que “Zaragoza no está cerrada” y ha apelado a realizar una reflexión personal para cumplir las medidas y que no se tenga que llegar, al final, a un confinamiento de verdad.

Podemos llama a la responsabilidad para evitar nuevos riesgos y contagios. Su portavoz, Nacho Escartín, ha enviado un “mensaje de esperanza y confianza” y ha pedido que se incida en evitar aglomeraciones. “No estamos peor que en otras partes”, ha expresado Escartín, que ha justificado la situación debido a “particularidades económicas en la zona de La Franja”.

La Chunta Aragonesita ha pedido también responsabilidad y que se cumpla el uso de mascarillas y distanciamiento social. Ha recordado la voluntariedad de la movilidad reducida en Zaragoza central y ha avisado que hay que aportar “seguridad en el trabajo”. Ha mostrado su preocupación con el descenso del consumo un 40% y ha avisado que, en Aragón, “se tiene que ir todos a una”.

Vox también ha querido dar una particular imagen de unidad. Que no ha estado lejos de críticas, como a diferencia del resto de grupos, Vox ha afirmado que “se está pecando de transparencia” y ha pedido que se mira hacia los datos que se está emitiendo en las demás comunidades, para que Aragón “no esté siendo excesivamente transparente”, que cree alarma y afecte a la economía.

Joaquín Palacín del Partido Aragonés, ha mostrado su apoyo al Gobierno aragonés, pero ha pedido que “exista un equilibrio entre el tejido productivo y el control epidemiológico”. Ha mostrado su preocupación por “las pymes, autónomos y empresas” y ha solicitado que puedan desarrollar su trabajo “de forma segura”.

El portavoz de Izquierda Unida (IU), Álvaro Sanz, ha agradecido también la información “objetiva y transparente” compartida por las consejeras de Sanidad y Presidencia. Y ha pedido que “no se estigmatice a ciertos colectivos de sectores” en clara referencia a los temporeros. A los que considera víctimas de “sus lamentables condiciones laborales”. Sanz ha expresado también que el trabajo no sea un vector de contagio, al igual que el ocio, por el que ha pedido responsabilidad.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies