Preocupación en Aragón por el goteo de rebrotes en distintos puntos del territorio

Una treintena de efectivos se ha desplegado en Albalate de Cinca para ayudar en la contención

El goteo de nuevos brotes a lo largo de la geografía aragonesa sigue manteniendo en vilo al conjunto del territorio. Además de los casos de las comarcas orientales de la Comunidad, centran ahora la atención los contagios detectados en las localidades de Albalate de Cinca, Calamocha, Cucalón o Caspe, que suman ya conjuntamente casi medio centenar de positivos confirmados.

Uno de los casos más vistosos es el de Albalate de Cinca, donde el Ejército ha desplegado sus efectivos para tratar de controlar el brote que ha afectado a una treintena de temporeros. Tanto el Ayuntamiento como Delegación hicieron llegar la petición de ayuda, que ha sido respondida de forma positiva.

Ha sido en el polideportivo donde han sido instalados los temporeros afectados, preparando las instalaciones para convertirlas en habitables. Servirá también como comedor, respondiendo a las necesidades de los contagiados.

Calamocha

También las alarmas se han disparado en Calamocha, después de que un grupo de jóvenes procedentes de Zaragoza viajaran el pasado fin de semana a la pedanía calamochina de Valverde para juntarse con unos amigos. Fue un encuentro distendido en el que participaron una decena de amigos, y que ha terminado con 11 nuevos infectados por Covid-19.

Según el alcalde de Calamocha, Manuel Rando, uno de los jóvenes llegados desde Zaragoza, al volver a la capital, tuvo que acudir al médico al ponerse con fiebre muy alta. Fue entonces cuando se le practicó la prueba y dio positivo. Una vez confirmada la infección, se procedió a rastrear el estado del resto de amigos, que también dieron positivo, a excepción de los dos jóvenes naturales de Valverde.

Cucalón

Unos kilómetros más al norte de Calamocha, concretamente en el municipio de Cucalón, también se ha detectado un caso de Covid-19 en un hombre mayor, que además se vio implicado, según ha mencionado el propio alcalde de Calamocha y presidente de la Diputación de Teruel, en un “incidente” con la Guardia Civil.

Al parecer, el hombre, que presentaba algún tipo de patología mental, decidió emprender un viaje a la localidad vecina, sin todavía conocer los resultados de la prueba. Dada la libertad de movimiento del anciano, el alcalde de la localidad, Alberto Gimeno, ha solicitado al centro comarcal realizar test a los habitantes de Cucalón, para analizar un posible rastro del virus.

Caspe

Por su parte, en Caspe, un reunión de jóvenes en un bar, respetando los aforos permitidos, ha supuesto el inicio de casos de Covid-19 en la localidad. La alcaldesa del municipio zaragozano, Pilar Mustieles, ha querido destacar “que no ha habido influencia de irresponsabilidad por parte de los chicos”, ya que aclara que los jóvenes estaban cenando en un bar, respetando el aforo.

Las alarmas saltan cuando uno de ellos empieza a sentir síntomas compatibles con la Covid-19, acude al centro de salud donde le realizan las pruebas y da positivo. En ese momento, el joven pone a disposición el contacto de las personas con las que había tenido relación para que empezaran a realizar pruebas PCR.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies