La plaza Salamero será “uno de los espacios más atractivos de Zaragoza” tras la reforma íntegra

Los informes técnicos detectaron un deterioro en algunos de los pilares de la estructura

Las obras en el entorno de la plaza Salamero podrían estar listas para el mes de septiembre. Están preparadas ya para comenzar y dejar en condiciones el parking subterráneo de la zona, donde cedió el techo debido al exceso de peso. Este hecho obligó a cerrarlo y a poner en marcha las obras, y ahora pretenden que las obras conviertan a la plaza en “uno de los espacios más atractivos de la ciudad”.

Las obras se dividirán en dos partes. La primera comienza ya, y se prolongará hasta el mes de septiembre. En esta se buscará garantizar la estabilidad de la estructura. Es decir, se apuntalará el interior, se quitará peso en la parte de fuera y se trasladarán los árboles. Todo esto se realizará bajo la comisión con representantes de las áreas afectadas, los técnicos de los informes, la contrata encargada de las obras e Indigo, la concesionaria de la explotación.

Cuando en septiembre se haya producido el fin de esta primera parte, en torno al mismo mes se comenzará la segunda. En ella, se acometerá una reforma integral de la plaza y su entorno, aunque previamente se procederá a la inspección para determinar el estado. La idea, según el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, será adaptarla a las necesidades “del siglo XXI”.

El proceso para renovarlo comenzó debido a la caída del techo del parking a causa del exceso de peso en la plaza. El Consistorio procedió a contratar a varios profesionales para que elaboraran un informe de la situación, y los profesionales advirtieron del peligro. En esta circunstancia, el Ayuntamiento zaragozano decidió cerrarlo.

Ahora se procede a acometer esta primera reforma con dos prioridades. En primer lugar, garantizar la seguridad de la plaza y, por otro lado, descargarla de peso. Sin embargo, hay una tercera cuestión importante para el Ayuntamiento, “salvar el máximo número de árboles”. Serrano ha reconocido que hay once olivos y un par de moreras de mucho valor, y el mejor momento para sacarlos manteniéndolos con vida es la segunda mitad de agosto.

Por otro lado, el consejero ha reconocido que “no todos se podrán salvar”, pero es prioritario hacerlo con el máximo número de árboles. Este criterio establecido para con los árboles retrasa las obras, pero desde el gobierno local creen que merece la pena. De esta forma, a partir de septiembre, se podrá acometer la reforma integral de la plaza.

Disculpas a los vecinos

Serrano ha querido disculparse ante los afectados de la zona, que se verán muy perjudicados después de meses de obras. “Pido disculpas y comprensión a vecinos y comerciantes del entorno por las molestias derivadas”, ha declarado. Sin embargo, considera que se debe hacer de este problema “una oportunidad para devolver a la plaza Salamero el sitio que merece”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies