Aragón ordena el sacrificio inmediato de 92.700 visones de una granja tras detectar un foco Covid

Se ha detectado un foco de Covid-19 entre los animales

El departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón ha emitido una orden inmediata para llevar a término el sacrificio de 92.700 ejemplares de visón de una explotación de La Puebla de Valverde, después de haberse detectado un foco de Covid-19 entre los animales. El propio consejero del ramo, Joaquín Olona, ha asegurado que se ha tomado esta “drástica” decisión como máxima medida de prevención, ya que todavía se investiga si pudiese existir o no transmisión de humanos a animales, o viceversa. La granja ya estaba en el foco de Sanidad desde el mes de mayo, porque se había confirmado el contagio de siete de sus trabajadores.

“Aclaro que el departamento no puede determinar si existe transmisión, pero caben las dos posibilidades”, ha expuesto Olona, aunque sí es posible confirmar “que el virus está ahí” y que se ha dado la transmisión comunitaria entre los animales. Precisamente, dado el grado de indeterminación asociado al suceso y la imposibilidad de confirmar aún la inexistencia de esa doble vía de transmisión (humanos-animales o animales-humanos), se ha procedido consecuentemente según la normativa animal vigente y bajo todas las medidas de bioseguridad necesarias.

La explotación deberá encarar importantes perjuicios económicos al quedarse sin género, aunque la normativa, dado ese principio de “ejecución obligatoria”, respalda su indemnización. En cualquier caso, ha dicho Olona, la empresa titular, Secapiel S.L., cumplió en todo momento “los requerimientos en materia de sanidad animal”.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y el director general de Sanidad Animal y Vegetal, Enrique Novales, durante la rueda de prensa

Cuatro test confirman la transmisión comunitaria entre los animales

Olona ha explicado que desde el momento en que se conocieron los casos positivos, la dirección general ya paralizó de manera cautelar la explotación. Entonces, se procedió a realizar un exhaustivo seguimiento tanto del comportamiento animal, como del tráfico de productos derivados. Pocos días después, el 28 de mayo, siguiendo los protocolos del Ministerio y acogiéndose a la Ley de Sanidad Animal, se seleccionó una muestra aleatoria de siete de los animales que fueron analizadas en el laboratorio nacional de diagnóstico de enfermedades animales. Sin embargo, ninguno de los ejemplares había contraído la Covid-19.

Aun así, Olona ha asegurado que se mantuvo tanto la inmovilización de la explotación como el seguimiento a los animales, lo que les llevó a realizar otros dos test aleatorios más, extrayendo muestras de materiales orgánicos de distintas partes de los visones. El primero de los muestreos determinó un positivo “no concluyente” en Sars Covid2 y, el segundo, tras analizar a otros 30 ejemplares, cinco resultaron positivos (el 16% de la muestra seleccionada).

La incertidumbre asociada al contexto llevó al departamento a realizar un cuarto test a 90 de los animales, que se confirmaron 78 de ellos positivos (más del 86% de la muestra). Estos resultados, ha asegurado Olona, se conocieron “este mismo lunes” y, tras un análisis conjunto de los actores implicados, incluida la empresa, anoche se determinó la ejecución urgente de todos los ejemplares de la explotación, a pesar de que los animales no hayan presentado en ningún momento patologías aparentes que hagan sospechar.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies