El Real Zaragoza vuelve a desperdiciar la oportunidad de asaltar el ascenso directo

El Real Zaragoza no conoce la victoria en La Romareda desde el regreso a los estadios. Foto: Real Zaragoza

Había cosechado unos muy malos resultados el Real Zaragoza desde la vuelta a los terrenos de juego, pero el fútbol le daba otra oportunidad. Si vencía al Real Oviedo, el conjunto de Víctor Fernández recuperaría esa ansiada plaza que, incluso, le podía hacer ascender esta misma semana. La oportunidad era de oro, pero los zaragozanos no estuvieron a la altura en una cita vital y claudicaron por dos goles a cuatro.

Se había puesto interesante la clasificación. Con un triunfo, los maños superaban al Huesca. Y si vencían este viernes y caían los oscenses, podrían ser equipo de Primera División. La situación es bien diferente ahora, y vuelven a depender de los altoaragoneses para ascender directamente. Estos se la juegan ante el Numancia, mientras que los maños lo hacen ante la Ponferradina.

El horario unificado dejará dos fechas señaladas, dos partidos para terminar la competición y disputarse un puesto en Primera División. El primer día de partido es este viernes, día 17 de julio. El Huesca se la juega ante el Numancia y el Real Zaragoza ante el Albacete. Dos equipos de arriba, que buscan ascender directamente, frente a dos equipos que piensan en salvar la categoría. Unos y otros necesitan la victoria.

Ahora bien, los manchegos podrían medirse a los maños prácticamente salvados, con la necesidad de sumar un punto en dos partidos para asegurarse la permanencia. Por su parte, el Numancia necesita tres para hacerlo, por lo que acude a la cita con el agua un poco más al cuello. Hay que tener claro que ninguno tiene los deberes hechos totalmente.

También hay que tener cuidado con el Girona, que acecha con su presencia y ronda los puestos más altos de la tabla. Huesca, Real Zaragoza y Girona, o lo que es lo mismo, 64-62-60. Y todo esto, con seis puntos por jugarse, por lo que está en juego toda una temporada. De aquí a una semana saltarán las lágrimas de felicidad o las de tristeza.

Es el momento de que el Real Zaragoza arranque definitivamente. Esperan los de Víctor Fernández que pinchen el resto de sus rivales, porque esta será la fórmula para obtener el ascenso sin pasar por ningún tipo de eliminatoria. Los maños quieren acabar bien una temporada que tenía encarrilada y se ha desviado en demasía.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies