El Real Zaragoza continúa sin levantar cabeza y cae goleado ante el Oviedo (2-4)

El Oviedo goleó a los maños, que dependían de sí mismos para volver al ascenso directo. Foto: Tino Gil/Real Zaragoza

No hay forma de que el Real Zaragoza sume tres puntos de nuevo, y esta era la ocasión más propicia para hacerlo. Los maños dependían de sí mismos para ponerse en puestos de ascenso directo, pero cayeron de forma estrepitosa en casa ante el Oviedo. Los asturianos se pusieron 0-4 cuando se llegaba al minuto 90, pero dos goles de Linares y Suárez maquillaron algo el resultado.

Desde el primer momento, el conjunto de Víctor Fernández salió sin fuerza, sin creerse que de verdad podía llevarse una victoria y un puesto de ascenso directo. Enfrente, un Oviedo al que acechaba la Segunda División B avisaba por medio de Obeng, y sería este mismo el que, antes del cuarto de hora, comenzaba la goleada. 0-1. La defensa zaragocista no era capaz de rechazar un centro raso y Obenga remataba a placer.

A pesar de que Guti parecía que lo intentaba de lejos, aunque de forma errática, que Luis Suárez la buscaba o que Puado se desgastaba, nada había por hacer. Y en una nueva jugada mal defendida, Sangalli voleaba el cuero tras una falta botada desde el lateral y los carbayones se iban 0-2 al descanso. Todo hacía presagiar que el Real Zaragoza sumaría su quinta derrota consecutiva en casa.

Burgui y Kagawa entraron por Guti y Pereira, sorprendente novedad en la alineación. Pero la fiesta asturiana continuaría en La Romareda. Minuto 46 y penalti de Clemente. Rodri lo enviaría por encima del larguero, y en la jugada siguiente, Arribas derribaría a Kagawa dentro del área. Sin embargo, como también viene siendo habitual, ni el colegiado ni el VAR decretaron nada. Lo de siempre.

El Real Zaragoza llegaba a los últimos 20 minutos con 0-2 en el marcador. A todo esto, Cristian dejaba su sitio a ratón cuando solo quedaba un cuarto de hora. Y tres minutos después de hacerlo, llegaba el 0-3 de las botas de Bárcenas. Y en el 90, Ortuño asestaba la última puñalada a un Zaragoza herido de muerte.

Linares y Luis Suárez de penalti maquillaron algo el resultado, anotando dos goles entre el 93 y el 96. De nada sirvió porque el colegiado decretaba el final en una nueva derrota zaragocista. Los de Víctor Fernández, una vez más, perdieron la oportunidad de asaltar el ascenso directo, y quedan abocados a terceros resultados con solo dos partidos por jugarse. En una semana se conocerá el definitivo porvenir del conjunto maño.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies