Teruel arranca una Fiesta de la Vaquilla marcada por la ausencia de actos en sus calles

Los turolenses han lanzado la plataforma "LaVaquillaEnCasa" como un espacio para vivir la gran cita popular de otra manera

Este 2020, Teruel encara un 11 de julio diferente. Entre la melancolía, la desazón y la rabia. La realidad terminó cumpliendo el peor de los presagios, pues el coronavirus ha obligado a suspender sus veneradas Fiestas de la Vaquilla. Sin embargo, el fatal infortunio no ha doblegado la esperanza de los turolenses, porque, a pesar de todo, tratarán de vivir el sentimiento de su gran cita popular de otra manera. Sin el fervor de la calle. Más recogidos y precavidos. Más en casa o en el bar de la esquina y en petit comité. Aunque, eso sí, luciendo pañuelico entre la inmejorable compañía de los de siempre, familiares y amigos.

Teruel añora su fiesta, porque se la han arrebatado. En un tiempo, hace no tanto, la ciudad entera se cubriría ya a primera hora del sábado por un entregado manto rojiblanco compuesto por miles de personas rebosantes de entusiasmo y felicidad. Los cánticos, las charangas y los salpicones granates se apoderarían del entorno, haciendo de La Vaquilla un encuentro para muchos sinigual. Los turolenses se han quedado sin su fiesta, pero no por ello van a renunciar a ella.

Del quebranto brota también la más aguda de las creatividades, y un grupo de jóvenes decidió brindar a su tierra la oportunidad de disfrutar de su fin de semana grande desde una realidad paralela, la digital. Así, lanzaron la plataforma “LaVaquillaEnCasa”, en Instagram, para estimular el sentimiento de la gente. No deja de ser un simbólico homenaje hacia aquello que “no ha podido ser”, pero contemplándose este espacio online como un lugar para el mejor humor, como una ventana desde la que poder revivir momentos de otros años, colgando fotografías o mensajes “buenrollistas” para animar al personal: “Un estudio confirma que los que han sobrevivido a La Vaquilla tienen menos probabilidades de coger el virus”, reza una de las imágenes.

Este movimiento popular también invita a los turolenses a llevar esa celebración individual y, en cierto modo privada, desde la más estricta responsabilidad, aunque sin dejar de exhibir el sentimiento torico por todo lo alto. Precisamente, en lo alto de los balcones, muchos vecinos han colgado ya su gorrinera vaquillera, como tributo. Asimismo, se ha hecho campaña en redes sociales para lograr la colaboración de cantantes, dj, bailarines o humoristas para ceder su arte a la gente, transmitiendo sesiones en directo de música, danza o incluso sketch a través de los que mostrar al mundo historias personales vividas durante el confinamiento.

El programa de fiestas online es algo distinto al de la antigua normalidad. Pero, cada día, a cada hora, hay un plan para hacer. Ya sea salir a tomarse el vermú vestido de blanco, comprarse un regañao, “pillarse” un algo para ayudar al comercio local, y después compartir vía stories una buena instantánea e inmortalizarlo todo para la posteridad, dejando claro que, a pesar de la adversidad, #TeruelSiempreTiembla.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies