Las comarcas en Fase 2 podrían conocer la fecha de su paso a la nueva normalidad a final de semana

Desde Salud Pública se cree que las medidas aplicadas son suficientes para frenar el brote
Ripollés ha insistido en que los datos traslucen que la evolución de los repuntes en la Franja de Aragón con Cataluña es positiva

Las cuatro comarcas orientales aragonesas afectadas por los rebrotes podrían estar aproximándose a esa nueva normalidad de la que se han visto desprovistas estas últimas semanas. No hay fecha todavía señalada en el calendario para determinar ese avance de fase, pero todo apunta a que el horizonte de desescalada pueda empezar a plantearse antes del fin de semana.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha insistido este martes en que los datos traslucen que la evolución de los repuntes en la Franja de Aragón con Cataluña es positiva, ya que la curva “no solo está estable” sino que marca ya una “tendencia descendente”, ha manifestado. Parece que el brote ha logrado acotarse a tiempo, y para la consejera, día a día, esa nueva normalidad está cada vez más cerca.

Aun así, la consejera ha asegurado que la cautela y la prudencia siguen siendo los parámetros en los que se asienta toda estrategia de contención de la pandemia en Aragón, por lo que la decisión definitiva sobre el destino más inmediato de las cuatro comarcas se tomará una vez se celebre, este mismo miércoles, el encuentro interterritorial con el Ministerio de Sanidad de España.

Para determinar el estado real de los territorios, la consejera ha explicado que se analizan tanto parámetros cuantitativos (es decir, la incidencia de casos registrados) como cualitativos. Estos últimos vienen a constatar que no exista amenaza de transmisión comunitaria y que la aparición de nuevos casos esté controlada. Es decir, que estén vinculados a brotes ya detectados y conocidos.

En ese sentido, y en referencia a la crítica situación que encara ahora Lérida, que acoge varios puntos territoriales bajo confinamiento, la consejera ha aclarado que siempre genera y generará preocupación el surgimiento de un brote “en territorio vecino”, pero que, en cualquier caso, es una situación de vecindad que “se ha dado desde el principio”. Por ello, cuando la situación epidemiológica de cualquiera de las zonas ha exigido acatar medidas más estrictas para contener la propagación intracomunitaria, como la obligación de retroceso de las comarcas aragonesas a fase dos, “se ha hecho”, pues todos los territorios persiguen el mismo objetivo: vencer al coronavirus.

Print Friendly, PDF & Email
Desde Salud Pública se cree que las medidas aplicadas son suficientes para frenar el brote

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies