Una empresa de Ejea de los Caballeros es investigada por vertir productos tóxicos en un manantial

La empres que está siendo investigada ya había sido sancionada administrativamente antes por delitos similares

El Seprona de la Guardia Civil de Zaragoza descubrió el año pasado un vertido contaminante altamente tóxico en el cauce del arroyo Miguelina en Ejea de los Caballeros (Zaragoza). Tras las investigaciones se ha descubierto que la responsable de este vertido es una empresa de la zona dedicada a la cogeneración de energía y por ello, se está investigado por un presunto delito contra los recursos naturales y el medioambiente a cinco personas.

Esta investigación se inició en julio del pasado año tras una denuncia interpuesta ante el Seprona, por una supuesta contaminación de las aguas en el manantial La Miguelina, ubicado en un polígono industrial de Ejea de los Caballeros. Contaminación que podría proceder de la actividad de alguna empresa del polígono.

Tras el conocimiento de estos hechos los agentes se trasladaron al arroyo para realizar una inspección, donde se percibía un fuerte olor similar al hidrocarburo, que se observaba disuelto en el cauce un líquido de color negruzco, así como un depósito de residuos sólidos en los lodos del manantial. Ante estas circunstancias los agentes tomaron muestras de la calidad de las aguas y de los residuos sólidos en los lodos, e igualmente se comprobó que dichas sustancias procederían de alguna de las empresas ubicadas en el polígono industrial.

Tras las gestiones se logró determinar que la empresa supuestamente responsable de los vertidos la cual se dedica a la gasificación de residuos forestales para la obtención de energía eléctrica. Los agentes del Seprona han afirmado que esta empresa ya había sido sancionada administrativamente en ocasiones anteriores y a la que se habían impuesto medidas reparadoras para subsanar la mala gestión de los residuos generados y que no se llevaron a efecto.

Tras el análisis de las muestras recogidas en el cauce del arroyo se detectaron sustancias contaminantes altamente tóxicas (HAPs), reconocidas como potenciales carcinógenos, mutágenos y teratógenos para los seres vivos, que pueden afectar significativamente a los ecosistemas, así como a organismos superiores como peces y mamíferos que puedan entrar en contacto con dichas aguas.

Por tal motivo, en diciembre del pasado año el Seprona, junto con personal del Instituto Nacional de Toxicología, realizaron una inspección en la empresa sospechosa, verificando que la contaminación detectada en el cauce del arroyo procedía de esta sociedad. Así mismo se recogieron muestras de diferentes sustancias para su análisis posterior y cotejo con las halladas en el manantial.

Como resultado de esta investigación y una vez obtenidos los resultados de todas las muestras recogidas y analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), evidenciaron que la gestión de esta empresa vertía, sin adoptar las medidas preventivas y paliativas de sus derrames y vertidos de aguas y sólidos contaminados, al alcantarillado de pluviales del polígono y terrenos naturales a cielo abierto, suponía un grave riesgo de perjuicio sobre el equilibrio de los ecosistemas naturales y la salud de las personas expuestas.

La Guardia Civil procedió a la investigación de cinco personas pertenecientes a la empresa, como presuntos autores de un delito contra los recursos naturales y el medioambiente. Las diligencias de esta operación fueron entregadas a la Autoridad Judicial durante el pasado miércoles.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La DGA estrena un espacio virtual para dar a conocer la calidad de los productos aragoneses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies