La Policía Nacional detiene a cinco personas que se dedicaban al cultivo de marihuana

La compañía eléctrica alertó a los agentes del gasto desmedido de la finca

Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Aragón detuvieron el pasado martes, 30 de junio, a cinco personas, como presuntos autores de un delito contra la salud pública en la denominada Operación Levante. Los agentes policiales incautaron un total de 1.007 plantas de marihuana (en diferentes estados de crecimiento y madurez), 19 kilos de cogollos predispuestos para su venta y 6.500 euros, entre otras sustancias y elementos.

Una intervención policial que tuvo sus inicios en el mes de abril del presente año, en el que el grupo de investigación de la Comisaría de Policía Nacional de Actur, alertados por un fuerte olor, obtuvo sospechas de la posible existencia de una finca o parcela, en la cual se estaba cultivando plantas de marihuana en su interior.

Por tales hechos, durante los meses de mayo y junio, se estableció un dispositivo de vigilancias discretas pudiendo observar a uno de los detenidos, con antecedentes por hechos similares, realizando desplazamientos diarios entre un piso sito en la calle Levante de Zaragoza y una finca rústica situada en el Polígono Peñalver de El Burgo de Ebro (Zaragoza). Desplazamientos, que en algunos de los casos, incluía visitas a asociaciones cannábicas esparcidas por la ciudad.

De esta forma, comenzó a tomar forma la hipótesis de los investigadores, quienes vieron posible la existencia de un cultivo hidropónico de marihuana, un método utilizado para cultivar mediante disoluciones minerales, en el interior de alguno de los dos domicilios citados.

Esta hipótesis se afianzó cuando la compañía eléctrica, encargada de suministrar energía a dichos inmuebles, desveló a los investigadores que el consumo en la finca de El Burgo de Ebro era desmedido. Del mismo modo, la eléctrica informó a los agentes de la existencia de una doble derivación que no pasaba por el contador, sumando una defraudación económica de 16.115,40 euros en un año. Si bien el fraude podría alcanzar cuantías mucho mayores si se remonta al año 2017, fecha en la que uno de los detenidos inició contrato de suministro eléctrico.

Por todo lo relatado anteriormente, y previstos de evidencias suficientes de una posible actividad ilegal en la citada finca, el grupo investigador encargado de esta operación solicitó a la Autoridad Judicial una entrada y registro en el lugar, siendo concedida y prevista para el martes 30 de junio a las 11:30 horas.

Llegado el día y personados en el inmueble sito en el Polígono Peñalver, los agentes policiales procedieron a entrar en él, pudiendo comprobar que dicha finca estaba dedicada exclusivamente al cultivo indoor de plantas de marihuana. Cabe destacar que todas las estancias estaban ocupadas por plantas en diferentes estados de crecimiento, no observando muebles ni otras evidencias que denotaran habitabilidad en ella. A su vez, en el interior de la finca se localizó a un varón y a tres mujeres, los cuales fueron detenidos acusados de ser los encargados del cuidado de dichas plantas.

Al mismo tiempo, en la calle Levante de Zaragoza se detuvo a otra persona, la cual fue trasladada al Burgo de Ebro para realizar en su presencia el correspondiente registro. Registro que se extendería también al inmueble de la calle Levante.

De todo ello, el grupo encargado de la Operación Levante pudo sonsacar que en el piso de la calle Levante de Zaragoza, el detenido identificado como C.B.D., y cabecilla de la organización, realizaba esquejes de la sustancia psicotrópica para trasladarlos posteriormente a la localidad de El Burgo de Ebro, donde crecían dichas plantas. Finalmente, una vez extraídos los cogollos se almacenaba la sustancia elaborada y se trasladaban de nuevo al domicilio de la Calle Levante para su venta y distribución.

De esta forma, la Policía Nacional ha desmantelado una organización compuesta por cinco personas que se dedicaban a la fabricación, producción y distribución a gran escala de esta planta.

Tras los dos registros realizados en los domicilios citados, los agentes policiales han intervenido un total de 30 pastillas de speed, 1007 plantas de marihuana, 19 kilos de cogollos predispuestos para su venta, 150 gramos de setas alucinógenas, cuatro gramos de hachís, 6500 euros en efectivo, percusores necesarios para la producción a gran escala (fertilizantes, ventiladores, lámparas, tierra, secaderos, máquinas de aire acondicionado, balanzas de precisión, libretas de anotación, etc.) y cuatro serpientes exóticas de las que se hizo cargo la DGA.

Del mismo modo, a C.B.D. presunto cabecilla de la organización, arrendador de la finca en cuestión y titular del contrato eléctrico se le imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico, además de un delito contra la salud público compartido con los otros cuatro detenidos.

Los citados detenidos pasaron ayer por la tarde junto con todo lo actuado a disposición de la Autoridad Judicial competente, decretando prisión para C.B.D. y libertad con cargos para los otros cuatro encartados.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Amenaza con un objeto punzante a los clientes de un bar que le recriminaron no llevar mascarilla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies