Aragón se une a Castilla y León y La Mancha para pedir rebajas fiscales en sus zonas despobladas

El acuerdo ha sido firmado por los tres presidentes autonómicos. Foto: Concha Ortega/ICAL

Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha se han unido este viernes para pedir al Gobierno de España y la Unión Europea un mayor apoyo a las zonas afectadas por la despoblación. Sus tres presidentes autonómicos han firmado un acuerdo en el que proponen, entre otras cosas, unas ventajas fiscales en estas zonas menos pobladas para fomentar su desarrollo social y económico.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha defendido esta propuesta recordando que Europa ya plantea este tipo de medidas para su zona norte, tradicionalmente una de las más despobladas del continente, allí donde la población no supere los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y por tanto consideradas como “zonas más desfavorecidas”. Una densidad de población que ya cumplen tres provincias de las comunidades firmantes como Teruel, Cuenca y Soria.

“No es sino trasladar algo que ya se está aplicando en el norte de Europa a tres zonas que ya cumplen con estos requisitos de despoblación”, ha señalado Lambán. Además, el presidente ha dejado abierta la posibilidad de disgregar por comarcas este tipo de bonificaciones fiscales para que provincias como Zaragoza, con fuertes contrastes entre medio rural y ciudad, no queden excluidas.

Lambán ha destacado la unidad con la que tres comunidades, de diferente color político, se han puesto de acuerdo en lo que ha calificado como “un problema de Estado”. El presidente aragonés ha puesto en valor también el papel de las autonomías y de los ayuntamientos, no solo para luchar contra la despoblación sino para elevar el debate al ámbito nacional e incluso europeo.

En ese sentido, y pese reconocer que “se han dado pasos positivos”, Lambán ha lamentado haber visto pasar por diferentes Gobiernos y “manifestaciones de futuros planes en Madrid” que no se han llegado a concretar. “Cuando se anuncian en estos grandes términos uno tiene que echarse a temblar”, ha explicado, pidiendo medidas “concretas”.

Un mensaje que también han repetido los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quienes también han incidido en la unanimidad existente entre los tres territorios. “Estamos determinados a hacernos escuchar”, ha señalado García-Page, mientras que Fernández Muñueco ha definido el documento firmado como una petición “para tomar en cuenta” sus territorios.

Reforma de la financiación autonómica

Más allá de esta consideración de Teruel, Soria y Cuenca como “zonas más desfavorecidas” por la despoblación, Javier Lambán ha destacado la necesidad de acometer otras medidas de ámbito nacional, como la reforma del sistema de financiación que “lleva pendiente desde 2014”. Un nuevo reparto que tenga en cuenta la realidad demográfica de las zonas despobladas, donde algunos servicios públicos pueden triplicar sus costes con respecto a la ciudad.

También en el ámbito municipal, donde Lambán ha reiterado su petición de permitir que las entidades locales puedan invertir el total de sus remanentes para impulsar la economía y los servicios en sus zonas. “Es absolutamente incomprensible que en este momento que es tan necesario el estímulo económico los miles de millones de euros de remanentes de los ayuntamientos no se liberen de una vez”, ha finalizado.

Consulta aquí el documento íntegro firmado por las tres comunidades

Print Friendly, PDF & Email
El acuerdo ha sido firmado por los tres presidentes autonómicos. Foto: Concha Ortega/ICAL
Más artículos
Herido grave un menor de edad tras chocar con su bicicleta contra un tractor en Tauste

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies