Los bosques amazónicos del Acuario darán cobijo a animales exóticos encontrados por las calles

Los ejemplares convivirán en una zona acondicionada de los llamados "bosques inundados"

Aunque la sociedad esté cada vez más concienciada, el drama del abandono animal sigue vigente hoy en día. Sus consecuencias pueden llegar a ser fatales no solo para el animal, sino también para el medio ambiente o la biodiversidad, ya que muchas de las especies que quedan en desamparo son amenaza directa para los ejemplares autóctonos. Para tratar de frenar este tipo de comportamientos, Ayuntamiento y Acuario de Zaragoza han suscrito un convenio a través del cual el Acuario se comprometerá a acoger en adopción a especies exóticas abandonadas. Reptiles y anfibios (serpientes, iguanas, varanos o grecos) que permanecerán bajo el cobijo de los amazónicos bosques de Igapó del acuario y sus cuidadores, hasta que encuentren un nuevo dueño u hogar.

El director del Acuario, Javier González, ha explicado que el convenio viene a consumarse como una segunda oportunidad para todos esos animales encontrados solos en las calles y también para aquellos cuyos dueños ya no pueden hacerse cargo de ellos. De este modo, el acuario los realojará en sus instalaciones, donde los alimentará y mantendrá hasta su adopción, que gestionará el Centro Municipal de Protección Animal. El acuario, que ahora mismo alberga cerca de 6.000 animales, se ha comprometido también a buscar a esos futuros adoptantes, que podrán ser particulares o zoos y acuarios de otros puntos de España o de otros países de Europa.

Por otro lado, González ha informado de que el proyecto también plantea el apadrinamiento de tortugas de Florida, ya que, al año, el acuario llega a recibir a más de 100 ejemplares. Explica González que son las “típicas que se venden por tres euros en las tiendas” y que luego muchas de ellas acaban por los parques convirtiéndose en un riesgo para la población local, el galápago europeo.

Por ello, antes de optar por el abandono, el acuario ofrecerá un servicio (por 0,25 céntimos) de cuidado y refugio a las mascotas. Se trata de un “coste simbólico” que ayudará al acuario a mantener bajo vigilancia y en condiciones de higiene y buena alimentación a los animales, que convivirán en armonía con sus demás compañeros. Además, la idea es que “los dueños puedan venir a visitarlos”, para lo que se establecerá en el calendario el “Día del Padrino”. González ha adelantado que se habilitará un panel con los nombres y características de cada mascota, para que, en todo momento, la gente sepa dónde está su animal.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies