El Huesca se lleva de forma polémica el partido ante el Zaragoza (0-1)

Los equipos aragoneses decidirán su futuro en cuatro días. Foto: Real Zaragoza

La Sociedad Deportiva Huesca se llevó el encuentro ante el Real Zaragoza. Lo hizo de forma polémica. Cuando Puado se iba solo ante la meta de Álvaro, recibía una zancadilla de Pulido. En esa misma jugada, los altoaragoneses conseguían el 0-1 gracias a un remate de Javi Galán. Los maños se comían al colegiado, pero de nada sirvió porque fueron los visitantes los que se hicieron con los tres puntos.

Comenzaba el partido. El gran enfrentamiento aragonés empezaba con las fuerzas más que igualadas. Ambos equipos salían con todo a ganar el envite. Comenzaron los altoaragoneses con la primera peligrosa. Incluso se llegó a pedir mano de Nieto, aunque el VAR y el trencilla no tardaron en decidir que allí no había pasado nada.

El Real Zaragoza quería golpear también. Y cuando se llegaba al minuto 17, le anularon un gol a Shinji Kagawa, novedad en el partido, por un claro fuera de juego. Se oyó la celebración del gol en los aledaños del estadio y la posterior frustración por esa decisión acertada.

No se había llegado al ecuador del primer tiempo cuando había un reparto de amarillas. Mikel Rico por parte del Huesca y Raúl Guti en el Real Zaragoza. Así estaba de igualado el encuentro. Hasta en amonestaciones había un 50-50.

Hasta ese momento era el Real Zaragoza el conjunto más peligroso, pero la Sociedad Deportiva Huesca despertaba de verdad. Comenzó a ganar metros y con ellos aumentaron las posibilidades de abrir la lata. Las ocasiones comenzaron a sucederse, pero ninguna llegaba a ser exitosa.

El Yamiq tenía que salvar el gol de Rafa Mir. Y en ese mismo minuto, Cristian se vestía de héroe para hacer lo propio con Mikel Rico. Apenas 60 segundos después, el propio Mir enviaba un balón al larguero. El ariete mandaría el testarazo al travesaño rozando el minuto 40 de juego.

Pero los maños, que demostraban ser muy maños, no habían dicho su última palabra en el primer asalto. Kagawa tenía la posibilidad de poner el 1-0, pero el esférico se iba lamiendo la cepa del poste. Se había desperdiciado una oportunidad de oro, y cada una de ellas parecía ser determinante.

Con el Real Zaragoza recuperando el terreno perdido se llegaba al final de la primera parte. Ese primer tiempo vibrante se vivía en un estadio gélido y no precisamente por la temperatura. Pero se sentía profundamente con un gran ambiente en los locales ubicados alrededor del estadio municipal.

Segunda mitad

Los primeros minutos de la segunda mitad transcurrían con cierta calma. Allá por el 58 era Luis Suarez el que probaba fortuna. Y volvía Suárez a hacerla. Esta vez la pelota se iba al palo en la que, ahora sí, era la más clara.

Tranquilidad hasta los últimos 10 minutos. Eso sí, Atienza la volvía a tener para poner el 1-0. Merecía más el Real Zaragoza en este tramo final. Nadie sabía lo que iba a suceder. Por ello, predominaba el respeto en ambos clubes. Había mucho que ganar, pero también mucho que perder.

Desde luego, los maños dominaron más en los últimos minutos. Sin embargo, el Huesca, en una jugada absolutamente fortuita, recogía un rebote de Cristian para poner el 0-1 en el marcador y decantaba el clásico partido en favor de los altoaragoneses. Se posicionan para pelear por todo.

Eso sí, nada queda exento de polémica. Estaba claro que Pulido zancadilleó a Puado en esa misma jugada. Se pasó del 1-0 al 0-1 en el minuto 94. Final dulce para el Huesca y muy amargo para el Real Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies