Zaragoza triplica las dosis de vacunas contra la gripe para evitar solapamientos con el Covid-19

Las vacunas contra la gripe han supuesto para el Ayuntamiento un gasto de 22.000 euros

El Ayuntamiento de Zaragoza ha triplicado las dosis de vacunas de la gripe para sus trabajadores como forma de prevención de la misma y evitar así, un solapamiento con el coronavirus. La campaña “Este año sí me vacuno” pretende llegar a un número mayor de trabajadores para evitar complicaciones sanitarias en un futuro brote.

El concejal delegado de Interior, Alfonso Mendoza, acompañado por el epidemiólogo Juan José Badiola han presentado la campaña que busca hacer “un especial hincapié” en la importancia de la vacunación. Las dosis de vacunas se han triplicado respecto al 2019 pasando de 500 a las 1.500 que se expedirán el próximo mes de octubre. La inversión realizada por el Ayuntamiento se ha elevado a los 22.000 euros. El Consistorio es “muy consciente” de la importancia de la vacunación antigripal de este año excepcional, una forma de reducir considerablemente el riesgo de que una sola persona sufra las dos enfermedades que supone un peligro añadido para la salud.

La anterior campaña ya estaba orientada a los grupos más vulnerables de los empleados municipales como embarazadas o personas con enfermedades de riesgo. Este año la campaña aumenta a trabajadores que trabajan con personas vulnerables como los empleados de la Casa de Amparo, los trabajadores de Servicios Sociales, el personal municipal de Educación y el personal sanitario del Servicio de Prevención y Salud Laboral. Por último, también serán vacunados los policías, bomberos y protección civil, ya que para el concejal delegado hay que “proteger a los que nos protegen”.

La gripe es una enfermedad infecciosa respiratoria que se transmite con facilidad por el aire. Puede causar una enfermedad leve e incluso la muerte. Así lo ha expresado el profesor Juan José Badiola, consejero en materia de Covid-19 del Ayuntamiento. Una enfermedad que mató, según el profesor, a 6.500 personas el año pasado en España. Badiola también ha valorado de forma muy positiva la vacunación contra la gripe, y ha criticado la negativa de muchas personas a no ponérsela al poner en duda su efectividad.

Para Badiola vacunarse es una forma de “ayudar a los sanitarios” ya que en gran medida se descartan situaciones y se mejora el diagnóstico. También una forma de evitar la coinfección con el coronavirus, que se ha demostrado que puede ser peligrosa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies