Hallado el cadáver de un joven que se tiró de una poza de Peñaflor sin saber nadar

El fallecido se lanzó desde la poza a doce metros de altura

La Guardia Civil ha hallado sin vida el cuerpo de un joven que se lanzó desde una poza en Peñaflor que se encontraba a doce metros de altura. El joven había consumido alcohol y tenía dificultades para nadar. El paraje donde sucedió, la Peña del Cuervo, es conocido por su peligrosidad.

Los hechos ocurrieron este martes, cuando tres amigos, todos de 18 años, fueron a pasar ahí la tarde. Según han informado fuentes de la Policía, los jóvenes estuvieron consumiendo cerveza y bañándose en las aguas de la poza. Sin embargo, cuando el fallecido se lanzó al agua, sus compañeros vieron que no llegaba a salir.

En la mañana del jueves, la Guardia Civil de Casetas recibió una comunicación de la Policía Nacional mediante la que se trasladaba una denuncia presentada a última hora de la tarde del día 24. En ella, constaba la desaparición de un joven de 18 años en el paraje Peña del Cuervo, del barrio zaragozano de Peñaflor.

La desaparición tuvo lugar la tarde del martes 23, pero se comunicó un día más tarde al cuerpo policial. En dicha denuncia se hacía constar que éste joven habría saltado al río Gállego desde un saliente situado a unos 12 metros de altura, perdiéndole de vista los dos amigos que se encontraban con él desde el instante en que cayó al agua.

A pesar de este hecho, lo sucedido fue comunicado a Policía Nacional al día siguiente, y tras tener conocimiento de lo ocurrido, la Guardia Civil estableció un dispositivo para su localización de manera inmediata, al que se sumaron agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), desplazados desde Huesca.

A las 12.40 horas del jueves, la Guardia Civil localizó el cuerpo sin vida de un joven que se hallaba sumergido justo en el punto donde habría caído desde la zona donde efectuó el salto. Tras el levantamiento del cadáver, este fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) para su correspondiente autopsia, tratándose del joven de 18 años, nacionalidad marroquí, mencionado anteriormente.

Recomendaciones de la Guardia Civil

La Guardia Civil recuerda que hechos como éste constatan la gran peligrosidad que entrañan las zonas naturales debido al desconocimiento por parte de los usuarios, tanto de las corrientes del cauce, como de lo que existe en el fondo del mismo. Este extremo, unido al consumo de alcohol o sustancias estupefacientes de algunos jóvenes antes de efectuar los saltos, pueden hacer aún más peligrosos los saltos y desembocar en fatales accidentes.

La Guardia Civil realiza inspecciones de este paraje de manera habitual, especialmente con la llegada del buen tiempo, observando en varias ocasiones gran concentración de personas y vehículos en dicho entorno que pueden llegan a provocar un grave riesgo tanto para los usuarios de la carretera A-123, como a los asistentes a este espacio.Además de haberse interpuesto denuncias administrativas por tenencia de drogas a jóvenes que incluso llevaban bebidas alcohólicas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies