Monzón suspende durante quince días las visitas a sus dos residencias de ancianos

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, anunció ayer las medidas de regreso a la Fase 2 para el municipio

Monzón registró ayer seis casos de coronavirus en trabajadores de la temporada de la fruta, un dato que puede aumentar por las pruebas que se están realizando a lo largo del día de hoy. Como consecuencia de este rebrote, el Ayuntamiento anunció la suspensión de visitas a las dos residencias de ancianos de la localidad durante quince días.

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, junto con el resto del equipo de Gobierno, ha analizado la situación de la ciudad tras el decreto del departamento de Salud del Gobierno de Aragón de las medidas especiales de aislamiento, que suponen un régimen similar al de la Fase 2. Una decisión adoptada tras los seis casos positivos de coronavirus en tres focos de la ciudad, todos ellos controlados, aislados y en buen estado de salud.

El alcalde explica que estas cifras pueden incrementarse en los próximos días ya que el Gobierno de Aragón está realizando nuevos test. Además, de estos tres focos de personas relacionadas con la empresa, “en Monzón residen más de una veintena de trabajadores de la firma bajo cinqueña que en estos momentos no se están desplazando. Entendemos que nuestra ciudad se ha visto afectada por esta movilidad de personas que existe entre nuestra ciudad y la empresa frutícola”, ha asegurado.

El primer edil explica que ayer se conoció la gravedad de la situación a través de las palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en un medio de comunicación. A partir de ahí, se ha comenzado a recabar información para conocer el verdadero alcance de este brote, “trabajando coordinadamente con los ayuntamientos de Binéfar y Fraga y con la empresa de Zaidín donde se ha originado, a la que agradecemos las facilidades que nos han dado en todo momento para transmitir esa información con la que poder hacer un análisis lo más objetivo posible del impacto para nuestra ciudad”, ha señalado Claver.

Por otro lado, en el centro de educación especial Reina Sofía se han detectado tres casos positivos de coronavirus que, según el máximo responsable municipal, “se encuentran en buen estado de salud y aislados. Por parte de Valentia se está realizando una gran labor, actuando en coordinación con la dirección de Salud y con todo nuestro apoyo para tener controlada la situación”.

El Ayuntamiento ha decidido suspender temporalmente y de forma preventiva, durante dos semanas y a la espera de la evolución de la situación sanitaria, las visitas y salidas de los residentes de la residencia municipal Riosol, lo que Valentia hace extensivo a su centro en la ciudad.

Por otro lado, se ha paralizado la venta de abonos del parque acuático y de las piscinas de municipales de Selgua y Conchel, que se retomará, probablemente, dentro de una semana, lo que previsiblemente retrase su apertura, al igual que la de la ludoteca municipal de verano. En cualquier caso, ambas decisiones dependerán de la evolución de la pandemia en la ciudad ya que no se cuenta con un periodo mínimo ni máximo para el retorno a la nueva normalidad. “Todas estas decisiones se han tomado primando la salud y la seguridad de nuestros vecinos. En este sentido, queremos lanzar un mensaje de precaución, de prudencia y de no bajar la guardia.

Debemos seguir las recomendaciones sanitarias y evitar que este brote tan localizado en nuestra ciudad se propague”, indica Claver. Respecto a la reapertura del castillo de Monzón, prevista para este martes, el concejal de Turismo y promoción Exterior, Jesús Guerrero, señala que, “por prudencia, se retrasa al 1 de julio, fecha en la que si las circunstancias lo permiten, volveremos a abrirlo a los visitantes”.

Esta Fase 2 “atípica”, según explica el concejal de Urbanismo, Raúl Castanera, tiene su incidencia en el sector hostelero y comercial de la ciudad, ya que se retrocede a los porcentajes de ocupación en terrazas y en el interior de estos establecimientos que se aplicaban en el mes de mayo. “Es un pequeño paso atrás pero confiemos que con todas las precauciones y medidas sanitarias que se están tomando podamos volver a la nueva normalidad en el menor tiempo posible”, señala.

Se ha hecho incidencia en la recomendación de que los vecinos de las comarcas de Cinca Medio, Litera y Bajo Cinca no salgan de dicha unidad territorial siempre que no sea necesario por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra de análoga naturaleza. Una recomendación que se extiende a las personas que residan en cualquier otro punto de la geografía altoaragonesa o del resto de España respecto a la visita a estas tres comarcas.

Se recuerda que el uso de mascarillas es obligatorio para todos los mayores de seis años en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, un metro y medio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies