El nuevo colector de Malpica comienza a funcionar mejorando la depuración de vertidos industriales

Jorge Azcón y Patricia Cavero han visitado este martes los últimos trabajos que se están realizando

El nuevo colector del polígono de Malpica está ya en funcionamiento, lo que va a permitir a partir de ahora mejorar la depuración de los vertidos industriales y solucionar los alivios puntuales que se hacían al río Ebro. El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la sociedad municipal Ecociudad, ha invertido 2,3 millones de euros más IVA en la construcción de esta nueva infraestructura, de más de cuatro kilómetros y de gran complejidad. Con ella, el colector se desdobla, dotándolo de mucha más capacidad.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado de la consejera de Infraestructuras y Medio Ambiente, Patricia Cavero han visitado este martes los últimos trabajos que se están realizando, que consisten en conectar a la nueva instalación las canalizaciones de vertido del Lugarico de Cerdán y de Movera. “Posiblemente sea la actuación más importante que se ha llevado a cabo en los últimos años para cuidar el medio ambiente y hacer la ciudad más sostenible”, ha expresado el alcalde.

El antiguo colector de Malpica fue construido en los años 60 y recogía las aguas residuales y pluviales del polígono de Malpica pero también los excesos de riego procedentes de las acequias de Villamayor y de Urdán y las infiltraciones de aguas subterráneas, llamadas “aguas limpias”. Dada su capacidad limitada, en ocasiones se producían desbordes al río.

El desdoblamiento del colector da solución a estos alivios puntuales, cumpliendo con las obligaciones medioambientales y, al mismo tiempo, elimina el coste que suponía depurar las aguas freáticas. Esto es posible porque la nueva tubería traslada todas las aguas residuales del polígono industrial, mientras que la antigua recoge las pluviales y los excesos de las acequias.

El nuevo colector tiene unos cuatro kilómetros de longitud y 1,2 metros de diámetro. Parte de la calle E del Polígono de Malpica y discurre paralelo al antiguo. En su recorrido, cruza bajo la carretera N-2 y la acequia de Urdán. Para no afectar a estas dos vías de comunicación, la construcción de la tubería se realizó en este tramo mediante la técnica de hinca, un sistema neumático que permite ir perforando y colocando el material sin necesidad de abrir zanja.

Tras recoger los vertidos procedentes del Lugarico de Cerdán y de Movera, cruza también bajo la CV-314 de Movera a Pastriz y desemboca junto a la mota del río Ebro, en las inmediaciones de la Urbanización Torre Urzaiz. Allí´, vierte el caudal transportado al emisario de aguas residuales de la depuradora de La Cartuja.

Ecociudad ha aprovechado además estos trabajos para renovar por completo el punto de salida al río de los excedentes de riego y pluviales y ha dispuesto nuevos sistemas de retención en caso de crecidas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies