Las tres comarcas sospechan de una fiesta a la que acudieron empleados agrícolas como posible origen del rebrote

La Litera, Bajo Cinca y Cinca Medio han retrocedido este lunes a Fase 2

La Litera, Bajo Cinca y Cinca Medio no solo no han podido iniciarse en la recién estrenada Nueva Normalidad, sino que han retrocedido, de manera inmediata, por orden de Sanidad, a la Fase 2 de la desescalada, después de haberse detectado un rebrote de la Covid-19 entre jóvenes trabajadores agrícolas del entorno de Zaidín y Binéfar. Este nuevo nicho de contagios centra ahora las investigaciones, aunque, según los representantes comarcales -e insistiendo en que falta confirmación plena de la historia-, todo apunta a que el foco de propagación podría haberse originado en una fiesta nocturna en la que participaron, este fin de semana, varios de los trabajadores infectados.

Las autoridades de la zona han reconocido que la orden de retroceso por parte del Gobierno de Aragón ha recaído como un auténtico “jarro de agua fría”, ya que las tres comarcas estaban preparadas para reactivarse tras tantos meses de parón, acogiendo a los turistas veraniegos provenientes de la zona catalana. Aun así, el presidente del Bajo Cinca y también alcalde de Zaidín, Marco Ibarz, ha declarado asumir con responsabilidad este “paso hacia atrás”, pues entiende que ha sido “la decisión correcta” para atajar el problema de raíz.

Todavía sigue desconociéndose el impacto real de contagios, pero, por ahora, han sido practicados cerca de 190 test y pruebas PCR, que están pendientes de resultado. En cualquier caso, el presidente de La Litera y alcalde de Alcampell, Josep Anton Chauvell, ha reforzado el argumento principal de sospecha: es altamente probable que en los próximos días los casos salgan bastantes “positivos más”.

Mientras tanto, las restricciones en las tres comarcas se han visto incrementadas, volviéndose, principalmente, a una limitación de aforos más exigente. La incertidumbre sigue vigente y ha vuelto a reavivar el escepticismo, especialmente, entre comerciantes, que se muestran ahora expectantes ante los nuevos acontecimientos. Para la presidenta de la Asociación de Comercios y Servicios de Monzón, Beatriz Arregui, todavía es pronto para conocer la reacción de los habitantes de las localidades, quienes, quizá, “intenten volver a hacer acopio de existencias”.

Arregui sí confirma que algunos establecimientos que habían, poco a poco, intentado retomar esa cierta normalidad han tenido que suspender algunos actos de su calendario. Es el caso, por ejemplo, de la entrega de notas presencial de algunas academias. Algo que, por el contrario, no ha sucedido en los bares. Por ello, y una vez más apelando a la cordura individual y colectiva, la presidenta ha asegurado que, a pesar de que se hayan disuelto las obligaciones asociadas al Estado de Alarma, la responsabilidad debe ahora regir el día a día, para tratar de evitar unos más que esperados rebrotes, y no solo en Aragón, sino en el resto del país.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies