La Litera, Bajo Cinca y el Cinca Medio vuelven a la Fase 2 por los últimos brotes

El brote se ha producido en una empresa frutícola de Zaidín. Foto: archivo

El Gobierno de Aragón ha emitido una orden este lunes a través de la cual tres comarcas situadas en la provincia oscense retroceden de forma inmediata a la Fase 2 de la desescalada. Es el caso de La Litera, Bajo Cinca y Cinca Medio, debido a los brotes que han surgido en los últimos días en empresas e industrias eminentemente frutícolas, ampliando así el riesgo de transmisión colectiva y obligando a la Comunidad Autónoma a aplicar medidas de forma inmediata para cortar de raíz ese incremento.

¿Pero qué supone este regreso a la Fase 2 justo en el día en el que el resto de Aragón accede a la denominada como nueva normalidad? Por ejemplo, tal y como ha explicado la consejera de Sanidad de la DGA, Sira Repollés, la modificación de los aforos en estas tres comarcas y también la reducción de algunas actividades para garantizar ese distanciamiento social.

Además, Repollés también ha matizado que Aragón no tiene la potestad de restringir la movilidad, que corresponde al Ministerio, pero sí lanza una recomendación en alto de cara a que se limiten lo máximo posible los desplazamientos a estas comarcas o, también, desde las mismas. Por otro lado, la Fase 2 se aplica con las condiciones generales, es decir, sin aplicar las excepciones que se daban en municipios menores de 1.000 habitantes.

Repollés ha explicado que se han producido brotes en trabajadores tanto residentes en estas zonas como en procedentes de otros lugares, “del entorno agrícola en explotaciones e industrias”, y se están dando casos de “transmisión comunitaria”. De hecho, ha manifestado que la aparición de casos en los últimos días ha multiplicado “entre 10 y 20 veces” las incidencias en las tres comarcas. Sí ha querido tranquilizar al respecto valorando que “no es preocupante por gravedad o por la capacidad del sistema sanitario, pero sí se da un aumento de la trazabilidad de la enfermedad en la Comunidad”.

La responsable de Sanidad del Gobierno de Aragón ha recordado que están “arbitradas todas las medidas posibles para poder realizar el aislamiento de contactos en aquellos casos que se necesitara dotar de viviendas y espacios diferentes para que las personas que no tengan vivienda habitual puedan aislarse”. Por ello, están habilitados pisos y pabellones, por lo que no cree que “se vaya a plantear ningún problema en este aspecto”.

Junto a la consejera ha comparecido el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, quien ha confirmado que para este martes esperan “un incremento significativo en la detección de casos ligado sobre todo a las PCR realizadas en gran número en estos tres territorios”, cifrando en 200 el número de pruebas para valorar los casos. Más concretamente, en los brotes detectados en Fraga y alrededores, Binéfar y Monzón, en este último caso con una incidencia menor.

Sí ha querido insistir Falo en que el regreso a la Fase 2 no va acompañado de medidas de confinamiento. También que hay dos elementos que juegan a favor: por un lado, que los brotes se están dando en población “fundamentalmente joven” y eso tiene “un elemento positivo porque son la mayor parte asintomáticos o poco sintomáticos”; por el otro, y en relación con el primero, que la demanda de UCI “no debería tener mayor impacto por este brote” debido a la juventud predominante.

Por su parte, el gerente del Salud, Javier Marión, ha confirmado que hasta el momento tienen ocupada una cama UCI en el Hospital de Barbastro y seis en planta. La idea es, al igual que en la fase aguda de la pandemia, “que los ingresos se produzcan en este centro, salvaguardando sin casos Covid al de alta resolución del Bajo Cinca, en Fraga”.

En este sentido, ha explicado que la planta que acoge pacientes Covid en Barbastro alberga 30 camas, por lo que habría a día de hoy 24 libres. Piensan que “hay capacidad suficiente”, pero si se complicara tendrían preparado el “plan de contingencia para la reescalada”.

Medidas concretas

El Gobierno de Aragón lo ha anunciado este lunes

El retorno a la Fase 2 supone la implantación de medidas concretas. Se puede circular por la unidad territorial de referencia, respetando las medidas de seguridad e higiene y la distancia mínima de seguridad, en grupos de un máximo de 15 personas. Además, las personas de hasta 70 años pueden realizar actividad física no profesional en cualquier franja horario excepto entre las 10.00 y las 12.00 horas y entre las 19.00 y las 20.00 horas.

Por su parte, los velatorios pueden realizarse con un límite máximo de 25 personas en espacios al aire libre o 15 personas en espacios cerrados, mientras que la comitiva para la despedida de se restringe a un máximo de 25 personas; se permite la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un 50% de su aforo; y las ceremonias nupciales pueden realizarse en todo tipo de instalaciones, sin superar el 50% de su aforo. Podrán asistir un máximo de 100 personas en espacios al aire libre o de 50 personas en espacios cerrados.

Además, se pueden realizar actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 20 personas. El aforo queda limitado en los comercios minoristas al 40%, al igual que en establecimientos de hostelería y restauración en su interior. El consumo dentro del local se realizará exclusivamente en mesas, mientras que en la terraza la limitación alcanza el 50%.

Por último, no pueden abrir las discotecas ni bares de ocio nocturno, mientras que el aforo en las piscinas recreativas queda limitado al 30%.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies