Aragón inaugura la nueva normalidad con el uso obligatorio de mascarillas y la distancia social

Lambán ha incidido en que el impacto de los nuevos contagios en términos de hospitalización es “prácticamente inexistente”

Aragón deja atrás este domingo tras 99 días el estado de alarma y se adentra en una nueva normalidad en la que se deberá respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros, el uso de mascarilla cuando no se pueda respetar la distancia así como la constante higiene de manos. Esta nueva normalidad que ya había entrado en vigor en Galicia, País Vasco y Cantabria ha llegado este domingo al resto del país. Empieza así une nueva fase en la que debe imperar “la prudencia y la responsabilidad individual” de cada ciudadano debida a la convivencia con el coronavirus y la inexistencia de un tratamiento efectivo ni vacuna que lo combata por el momento de forma efectiva.

La pandemia de Covid-19 oficialmente se ha cobrado la vida de más de 28.000 personas en toda España y 826 en Aragón. La situación “grave y excepcional” que llevó al Gobierno a considerar “indispensable proceder a la declaración del estado de alarma”, según el decreto de alarma, y las consiguientes restricciones a nivel nacional para los ciudadanos da paso a las medidas que los distintos Ejecutivos autonómicos han impulsado para evitar contagios.

En Aragón los aforos en los establecimientos se podrán ocupar al 75%, mismo porcentaje que en la actividad cultural. También se permiten desde este domingo los campos de trabajo con hasta 20 personas y las pernoctas en campamentos a partir de los ocho en grupos de hasta 50 personas. Las piscinas podrán ocuparse hasta el 75% y las fiestas patronales están suspendidas hasta el 30 de septiembre.

En el caso de eventos con más de 1.000 participantes, los organizadores deberán contar con un permiso especial que expedirá Salud Pública.

En todo el país

Lo que regirá en todo el territorio nacional es el real decreto que regula la llamada “nueva normalidad”, y que someterá a convalidación esta semana el Congreso de los Diputados, en el que se fijan las medidas a cumplir ante la crisis sanitaria que “subsiste, aunque notablemente atenuada en nuestro país, y cuya superación aún no ha sido oficialmente declarada ni en el ámbito nacional, ni en el internacional, por los organismos y autoridades competentes”.

Esta norma establece el “deber de cautela y protección” de todos los ciudadanos, por lo que se deberá respetar la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros. Además, contempla el uso obligatorio de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, así como en los transportes.

En este momento y, hasta que el Gobierno consulte con las autonomías la “finalización de la situación de crisis sanitaria”, los ciudadanos, instituciones, establecimientos adoptarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

Centros de día y ocupacionales de Aragón 

Los centros de día y ocupacionales de Aragón podrán abrir sus puertas a partir del lunes bajo estrictas medidas de seguridad y organización para proteger a sus usuarios y al personal. En la Comunidad Autónoma, en el marco de atención a las personas en situación de dependencia hay 1.605 personas que reciben esta prestación pública, a la que hay que sumar 778 personas que se benefician de la prestación vinculada al servicio. A estos hay que añadir otros 500 que reciben la prestación pública concertada en el marco de atención a las personas con discapacidad. En estos dispositivos, se ofrecen reciben terapias y actividades en grupo destinadas a mejorar las capacidades motoras y cognitivas con el objetivo de prolongar su autonomía el máximo tiempo posible.

Entre las medidas que se detallan para que estas instalaciones puedan abrir sus puertas desde el lunes, coincidiendo con la “nueva normalidad” figuran la limitación del aforo total, de tal modo que el número máximo de personas que puedan participar en una actividad, dependa de que en la sala pueda garantizarse una distancia mínima interpersonal de dos metros.

También deberá haber un cumplimiento extremo de las medidas de prevención e higiene, lo que incluye el uso de mascarilla, higiene de mano, ventilación, limpieza y desinfección de todo el material y las estancias. Del mismo modo, se recomienda tomar la temperatura corporal de los usuarios.

Un horario de atención que garantice la estancia y el cuidado de los usuarios en diferentes franjas, así como los intervalos adecuados para evitar la coincidencia de grupos de personas y los usuarios y acompañantes no deben presentar cuadro clínico compatible con el coronavirus.

Además de las normas e indicaciones comunes a todos los centros de día, la orden del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales detalla medidas adicionales para aquellas instalaciones que, además de las actividades propias de estos recursos, prestan también servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia o terapia ocupacional, entre otros), así como a aquellos que ofrecen comedor.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies