Aragón se compromete a seguir trabajando en políticas de acogida en el Día Mundial de los Refugiados

Según datos de la ONU en torno a 70,8 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir de sus hogares

Este sábado, 20 de junio, se celebra el Día Mundial de las Personas Refugiadas y, para conmemorarlo, el Gobierno de Aragón ha emitido un comunicado donde se compromete a continuar el trabajo en materia de solidaridad internacional y políticas de refugio, además de lanzar la campaña de sensibilización “Cuando los refugiados fuimos nosotros”. En los primeros tres meses de 2020, llegaron a la Comunidad 215 personas solicitantes de protección internacional, pero la pandemia sobrevenida desde mediados de marzo ha hecho mella en la eficacia de la respuesta a las crisis migratorias, tanto por la propia enfermedad como por las políticas de aislamiento y contención. Por ello, desde la Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración han señalado que se van a “redoblar los esfuerzos”, ya que si hay un momento donde es fundamental trabajar para que nadie se quede atrás “es precisamente este”.

El Día Mundial de las Personas Refugiadas se celebra a instancias de las Naciones Unidas desde el año 2001. Según datos de esta organización, en torno a 70,8 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir de sus hogares. Casi 26 millones son menores de edad y hay 10 millones de personas apátridas a quienes se les ha negado una nacionalidad y acceso a derechos básicos como educación, salud, empleo y libertad de movimiento. Los indicadores de Acnur estiman que se produce un desplazamiento forzoso cada dos segundos, siendo los principales motivos de persecución la raza, la religión, la nacionalidad, la opinión política o la orientación sexual.

En Aragón, se acogió a 2.594 personas entre 2015 y 2019 de hasta 67 nacionalidades distintas. Las procedencias más comunes fueron Venezuela, Siria y Colombia. Del total, Huesca ha acogido a 485, Teruel a 387 y Zaragoza a 1.497. En los dispositivos de La Almunia de Doña Godina y de Jaca se han acogido a 124 y 131 personas, respectivamente. Además, de todos los llegados, hasta 630 eran menores de edad y 159 tenían menos de 3 años. En ese mismo periodo, 717 personas se incorporaron al Programa de acogida e integración de personas de protección internacional de Aragón, gestionado desde la Casa de las Culturas del Ayuntamiento de Zaragoza.

El manifiesto publicado en este día resalta que los “tiempos complejos” que vivimos “han acrecentado las problemáticas que acucian a las personas refugiadas” y apela a la “solidaridad y empatía que siempre han caracterizado al pueblo aragonés”. Por esta razón, se va a desarrollar de forma paralela una campaña de sensibilización bajo el lema “Cuando los refugiados fuimos nosotros”. El objetivo –ha especificado la directora general de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, Natalia Salvo– es “poner en valor el conocimiento de nuestro pasado más reciente para no volver a cometer los errores de entonces, especialmente en lo que tiene que ver con libertades de las personas y con la defensa férrea de los derechos humanos, que deben estar siempre en el frontispicio de todas nuestras políticas públicas”.

De hecho, la Comunidad aragonesa fue la primera de toda España en disponer de un protocolo institucionalizado de acogida, en 2016. Así, las personas que llegan a Aragón en calidad de solicitantes de asilo son atendidas por determinadas entidades sociales, financiadas por el Gobierno de España, que se encargan del proceso de acompañamiento e integración de los refugiados.

Este proceso consta de tres fases. La primera se corresponde con la entrada inminente de estas personas al sistema de acogida; en la segunda se les da acogida en un centro especializado y comienza el abordaje psicosocial de su situación; y la tercera está marcada por itinerarios formativos y laborales que les garanticen independencia para poder comenzar a realizar de manera autónoma su proyecto vital en Aragón. Durante todo el proceso, el Gobierno de Aragón les garantiza acceso a los servicios sanitarios, educativos y sociales, entre otros, y colabora en la labor de coordinación para garantizar los itinerarios fijados en dicho protocolo.

Asimismo, el manifiesto hace hincapié en los proyectos que ha venido desarrollando el Gobierno de Aragón en los últimos meses. Entre octubre de 2019 y mayo de 2020, se ha ampliado el trabajo en las mesas y foros de debate para coordinar la atención a las personas refugiadas, y también se han visitado los dispositivos de acogida existentes en Aragón, constatando la gran labor que realizan las entidades sociales. Por otro lado, este mes de junio, se ha reactívalo el Comité Autonómico de Emergencias, ante un llamamiento de la ONU para ayudar en la lucha contra la Covid-19 en la regiones más deprimidas del planeta. El Gobierno de Aragón ha destinado 150.000 euros a este fin, que incluía con especial relevancia a las personas refugiadas.

Por último, en el próximo mes de septiembre, se va a reunir por primera vez la Comisión Interdepartamental de Inmigración, un órgano de decisión que coordina a todas las Consejerías del Gobierno de Aragón en torno a la creación y mejora de las políticas migratorias. En el marco de la misma, se impulsará un plan específico de reconstrucción socioeconómica para los inmigrantes residentes en Aragón tras la pandemia.

El manifiesto coincide en fondo y forma con la declaración conjunta que todas las Comunidades Autónomas firmaron el 25 de mayo: “De la crisis se sale cooperando”. Un compromiso común “por no dejar a nadie atrás” y que cree firmemente que una sociedad cohesionada y fuerte “redunda de manera positiva en el bienestar de toda la ciudadanía”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies