El Huesca cae en El Alcoraz y vuelve a quedar a cinco puntos del Real Zaragoza (1-2)

El calendario no tiene freno y el domingo toca una nueva oportunidad para resarcirse en el Carlos Belmonte de Albacete

La S. D. Huesca ha caído derrotada en su regreso a El Alcoraz ante un poderoso Mirandés, que se llevó los tres puntos gracias a una gran segunda mitad. El equipo de Míchel fue ligeramente superior en la primera parte, pero, tras el descanso, el cuadro burgalés le dio la vuelta al partido y fue justo vencedor. Los azulgranas vuelven a verse a cinco puntos del ascenso directo, misma distancia con la que se fue al parón, pero con dos partidos menos.

Míchel tuvo que alinear una defensa de circunstancias con las bajas de Pulido por sanción y Josué Sá, por una lesión de última hora. Además, Eugeni, Sergio Gómez y Rafa Mir refrescaron el ataque. Tras unos compases iniciales de tanteo, el Huesca comenzó a hacerse dueño del balón. Los acercamientos locales fueron múltiples, con un Dani Raba rápido por la derecha y Sergio Gómez buscando huecos en el costado zurdo.

La más clara del inicio, sin embargo, fue de los rojinegros: un disparo de Joaquín Muñoz, jugador cedido por el Huesca, desde la frontal se fue por poco a la derecha de Yáñez, dejando el ambiente más helado de lo que estaba por la ausencia de afición. Enseguida, Eugeni tuvo la réplica con otro disparo. Esta vez, Limones tuvo que estirarse para evitar el gol. El Huesca comenzó a volcar el campo hacia el lado rival, pero a pesar de las intentonas no hubo oportunidades manifiestas de gol hasta la vuelta de vestuarios.

En el segundo tiempo, la entrada de Mboula parecía dar aire fresco al costado. En su primer balón, obligó de nuevo a Limones a una gran parada. Pero el Mirandés ya se había hecho dueño del partido, con un juego rápido en el centro y comenzando a hacer daño a la defensa azulgrada, frágil sin el liderazgo de Pulido. En el 63, Álvaro Rey aprovechó una pérdida de Datkovic en el centro del campo para, en una rápida contra.

Apenas seis minutos después, Mir empató después de un córner con un buen remate de primeras y casi de espaldas. La alegría duró poco, porque Álvarez Peña volvió a castigar a los altoaragoneses aprovechando la poca contundencia de Datkovic e Ínsua dentro del área para despejar el balón.

La necesidad aumentó con el paso de los minutos, cuando los oscenses buscaron de todas las formas posibles el empate, pero no hubo opción de hacer la igualada. El equipo vuelve a verse a cinco puntos del ascenso directo, marcado por el Real Zaragoza, misma distancia con la que se fue al parón, pero ahora con dos partidos menos por jugar. El calendario aprieta, y el domingo toca una nueva oportunidad para resarcirse en el Carlos Belmonte de Albacete, antes de recibir al Cádiz, líder de la categoría, el próximo miércoles en El Alcoraz.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies