Un 18% de los enfermeros de Aragón han tenido síntomas de la Covid-19

Estos resultados proceden del análisis que la empresa especializada en estudios online Sondea

Un 18% de los enfermeros de Aragón ha tenido síntomas de la Covid-19, según la encuesta difundida por el Sindicato de Enfermería Satse, que concluye que estos profesionales ponen de nota un 2,5 sobre diez a la gestión de la Consejería a la hora de solucionar sus problemas durante la crisis sanitaria. También suspenden con un 3 sobre 10 la cantidad y calidad del material de protección que han tenido a su disposición, viéndose obligados ocho de cada diez a reutilizar las mascarillas FPP-2 o FPP-3 para atender a pacientes y ciudadanos.

Estos resultados proceden del análisis que la empresa especializada en estudios online Sondea ha elaborado para el Sindicato de Enfermería, Satse, tras realizar una encuesta a finales de mayo y principios de junio a un total de 8.218 enfermeras y enfermeros del conjunto del Estado sobre su situación y condiciones de trabajo en la actual crisis sanitaria de la Covid-19.

La alta afectación de la enfermedad dentro del colectivo enfermero, la falta de suficiente material y equipos de protección, así como de pruebas diagnósticas de la Covid-19, y las graves consecuencias que su lucha contra la enfermedad ha supuesto nivel personal y familiar son algunas de las principales conclusiones del estudio y que, a juicio de Satse, refrendan las sucesivas y reiteradas denuncias que desde la organización sindical se han realizado tanto a nivel nacional como internacional.

En lo que respecta a Aragón, el estudio señala que cerca de nueve de cada diez profesionales de Enfermería encuestados han trabajado durante la crisis sanitaria (89,9%) y que nueve de cada diez han tenido contacto con pacientes diagnosticados o sospechosos de coronavirus (94,1%). Además, un 17,9% aseguran haber tenido síntomas de la enfermedad.

En cuanto a las pruebas de detección de la enfermedad, fueron realizadas al 87% de los enfermeros de la Comunidad autónoma. El análisis apunta que a un 49,1% les han hecho pruebas PCR, a un 57,4%, test rápidos, y a un 44,7% le realizaron estudios serológicos.

En lo que respecta a la protección con la que han contado para realizar su trabajo, la cantidad y calidad del material disponible ha sido valorado por los profesionales durante las peores semanas de la pandemia con 3,2 puntos sobre 10, siendo muy mal puntuada (de 0 a 4) por el 71,9%. Ahora sigue siendo percibida con una media de 4,6, y es suspendida por un 45,3% de los profesionales encuestados.

Asimismo, cerca de ocho de cada diez enfermeras/os consideran que necesitarían más información y formación sobre el manejo de los EPI (78,3%), y cerca de cuatro de cada diez declaran no haber recibido ningún tipo de información y formación al respecto (39,1%).

El material que más han tenido que reutilizar las enfermeras/os ha sido la mascarilla FPP-2 o FPP-3, en concreto, un 85,7% de los profesionales encuestados. Por otra parte, un 75,7% han reutilizado mascarillas quirúrgicas y un 66,5% batas impermeables, mientras que un 14,8% tuvieron que reutilizar trajes de buzo de los de un solo uso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies